En un nuevo avance en materia de gestión de políticas habitacionales, Nación hizo entrega formal de la vivienda número 20.000 en construirse desde el inicio de la actual gestión. La actividad se realizó en Isla Maciel, donde se hizo presente la dupla presidencial de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, en un nuevo gesto de unidad en territorio bonaerense, como el desplegado la semana pasada.

Junto al gobernador Axel Kicillof, el presidente y la vicepresidenta se hicieron presentes en el barrio del sur del conurbano bonaerense para entregar la vivienda que completa las 20.000 construcciones desde la llegada del Frente de Todos al gobierno.

Esta política se enmarca en unas 35.329 viviendas más que realiza el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, conducido por Jorge Ferraresi, y unas 48.000 que se harán entre septiembre y noviembre próximo, de las 100.000 casas que están en proceso de construcción hasta fin de año, con la generación de 300.000 puestos de trabajo.

El evento tuvo lugar durante la tarde del martes, donde la ocasión se prestó para repasar no solo los avances en materia de gestión, sino también el escenario político y los embates de la oposición al proyecto del Gobierno, en especial al situarse en plena temporada electoral.

«Todos aquellos dirigentes que militan, que organizan, que bajan al territorio, que meten los pies en el barro, son de la política que salva la política y que no necesitan, como sí los arribistas o los oportunistas, de la operación de prensa, del momento para contestar la política; no necesitamos de operaciones de prensa, somos militantes, tenemos representación, y eso es lo que enaltece y lo que convoca a la política», expresó Cristina Fernández de Kirchner en clara referencia a la actual coyuntura.

En esa misma línea se pronunció el presidente, quien dejó un fuerte mensaje para la oposición. «Si quieren encontrar las diferencias entre nosotros y la oposición, vean lo que hicieron con la educación y la salud. Nos encontró una pandemia sin sistema de salud, y ellos orgullosos de haber cerrado el Ministerio de Salud», manifestó el jefe de Estado.

«La pandemia dejó al descubierto que había muchos que necesitaban esas obras y que no podían esperar», fue una de las expresiones de Alberto Fernández. «Estoy tranquilo que en estos dos años de gestión dejé todo de mí y en los próximos dos años voy a poner todo para que la Argentina se ponga de pie», sostuvo.

Entre las figuras presentes en el acto se destacaron la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa; el legislador Máximo Kirchner; el titular de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi; y el precandidato a diputado nacional, Daniel Gollan, entre otros.