El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró las previsiones de crecimiento para la economía argentina en una nueva publicación de su informe de Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés), e indicó que el país cerraría el 2021 con una recuperación de 6,4 %.

El informe destaca entre las mejoras señaladas para el capítulo argentino la aceleración del proceso de vacunación, y pone el foco en ese aspecto al analizar la disparidad en las proyecciones globales. «El acceso a las vacunas se ha convertido en la principal brecha a lo largo de la cual la recuperación mundial se divide en dos bloques», señaló el organismo.

Mientras continúan las negociaciones del gabinete económico del Gobierno de Alberto Fernández, encabezado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, el FMI destacó la fuerte recuperación del precio de las exportaciones argentinas, fundamentalmente el precio internacional de los alimentos, señalado por la Administración de Fernández como uno de los focos de incremento de precios internos.

«Argentina se ha beneficiado de un inesperado aumento en los precios de sus exportaciones, con un incremento de los precios de los alimentos a nivel internacional. Ese efecto positivo a través de los precios de las exportaciones está ayudando a la recuperación de Argentina», destacó el organismo a través de su economista jefa, Gita Gopinath.

Al mismo tiempo, desde el organismo destacaron el crecimiento acelerado de la población vacunada en el país y la reactivación del intercambio comercial, fundamentalmente con el principal socio comercial, Brasil.

De cumplirse la proyección del FMI, la economía argentina se habrá expandido en 2021 más allá del promedio general estimado a nivel global, que esperan sea del 6 %. Sin embargo, también consideraron que para 2022 la recuperación se ralentizará respecto de la última previsión en 0,1 % (cerraría el año con 2,4 %).

El Fondo destacó, por otro lado, la necesidad de instituir consensos que permitan achicar la disparidad en la recuperación económica luego de un año marcado por la pandemia, y, en esa línea, resaltó la iniciativa de reasignar los derechos especiales de giro por un monto de 650.000 millones de dólares para asistir a las naciones con limitaciones financieras que «tiene por objetivo aumentar los activos de reserva de todas las economías y ayudar a atenuar las restricciones de liquidez».

Cabe recordar que el ministro Martín Guzmán firmó la semana pasada el acompañamiento de Argentina a la iniciativa por la que, de ser aprobada por el 85 % de los países miembros, se podría recibir en agosto ese instrumento por el equivalente a unos 4.300 millones de dólares.

Por otro lado, el Gobierno realizará este miércoles el primer pago al Club de París de los 430 millones de dólares acordados por el titular de la cartera, Martín Guzmán, y el director ejecutivo del Club, Emmanuel Moulin. De esta forma, el ministerio de Economía da otro paso en el camino de la previsibilidad que necesita para acercarse a un nuevo acuerdo con el FMI.