Por Ramiro García Morete

“Si hay algo que me gusta es poder bailar con vos/ armar esa guarida que nos cuide de todo”, canta la artista en su álbum “119”. Haciendo base desde la electrónica, pero abierta a diversos estilos , Jazmín Mazzuchelli no solo se dedica a la producción: también da clases. Con varios trabajos en curso y publicaciones por venir, reflexiona sobre esa guarida y -a la vez- campo abierto que es este oficio.  

1) ¿Qué entendés por producción musical?

Saliendo de lo técnico o específico de lo que concretamente es la producción musical, puedo decir que para mí implica en primer lugar exploración… bocha… Te vinculás con la música que hacés desde un lugar identitario. Es decir, es el momento en que se define el hacia dónde va a ir lo que sea que estés produciendo. Me gusta también pensarlo como un momento de “juego”. Sintetizando, creo que la producción musical es el proceso creativo donde toma forma la idea que todavía no tiene nombre… y me parece que ese proceso empieza desde que bajás a la guitarra, el piano, la voz, cualquier instrumento o la misma la PC una idea que tenés ahí dando vueltas.

2) ¿Podrías dar tres claves sobre la misma?

Tomárselo con calma.

Probar todo lo que se te ocurra.

No tener miedo a empezar de nuevo.

3) ¿Tenés alguna rutina o metodología de trabajo?

Sí, por lo general me gusta laburar de noche. Todos los días intento armar algo, aunque sea mínimo. Como soy profe de produ, también me veo en la obligación de buscar maneras para que la producción no deje de significar en mí creatividad y goce. Entonces le doy mucha bola a los momentos donde necesito explorar ideas o momentos en los que necesito una pausa.

4) ¿Te reconocés en algún estilo, género o territorio en particular?

La verdad que no. Si bien creo que profundicé mucho en la música electrónica, me gusta mucho poder hacer cualquier tipo de música, me parece que es lo más divertido poder ser versátil. En este sentido es donde más me gusta hacer música con/para amigues o colegas.

5) ¿Te acordás de la primera vez que una canción o artista te interesó por algo que fuera más allá de la canción? Es decir, por algún sonido, un efecto, un arreglo…

Sí, fue cuando tenía 9 años, con la canción “Hoy” de Miranda. No podía creer como sonaba, no sé si lo entendía como “más allá de la canción”, pero sí me daba cuenta que los recursos que usaban no eran los que yo conocía. Efectos, sintetizadores, esa calidad de audio. Miranda en general me voló la cabeza en ese sentido.

6) ¿Qué programa o software usas? ¿Por qué?

Uso Ableton, porque es el mejor (risas). No, uso Ableton porque es donde encontré la comodidad. Empecé en el 2015 y ya estoy muy acostumbrada, igualmente también  lo considero como el DAW más completo y cómodo para producir.

7) ¿Cuánto hay de la pre y de la pos en un resultado?

Todo. No son momentos que yo suela separar demasiado. Creo que se retroalimentan y une va y viene (risas).

8) Tres productorxs favortixs

Arca

Tennyson

Rafael Arcaute

9) Una canción que te guste particularmente por su producción…

Y… voy a decir “Hoy” de Miranda porque la recordé y me parece un temón (risas). Y también, si me lo permiten, este tema de Tennyson porque tiene un laburo en el diseño sonoro y en la mezcla muy hermoso. 

10) ¿Hay algún sonido que te guste particularmente y otro que te moleste?

Mm… creo que todos los sonidos pueden tener un lugar piola si te enroscás. No creo que haya sonidos que no o sonidos que sí.