El Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual anunció la estatización de la Línea 144, que bajo la gestión de María Eugenia Vidal tenía a la mayoría de sus trabajadoras tercerizadas. «Estamos cumpliendo con el compromiso del trabajo 100 % estatal, tal cual corresponde, y ahora tenemos la satisfacción de que todo el personal de la línea, a partir de julio, es parte de la Ley 10.430 [de empleo público de la provincia]. Estado presente y trabajo de calidad es lo que tenemos que seguir construyendo todo el tiempo», celebró la ministra Estela Díaz.

La Línea 144, creada en 2013, brinda atención y asesoramiento en situaciones de violencia por razones de género las 24 horas, los 365 días del año. Las 88 trabajadoras estarán bajo la Ley 10.430, regulando así su situación y siendo reconocidas como trabajadoras estatales.

Esto es parte del reclamo histórico de las trabajadoras. Bajo la gestión de Vidal, se encontraban en su mayoría como monotributistas y tercerizadas. En 2016, la tercerización llegó a través de la empresa Provincia Net bajo la forma de «empleadas de comercio», recibiendo sueldos que en algunos casos no superaban la canasta familiar y en otros directamente apenas pasaban la línea de indigencia.

Ante esto, las trabajadoras realizaron numerosos reclamos pidiendo la estatización y denunciando ser «violentadas» por la gestión vidalista entre precarización, despidos y falta de condiciones dignas de trabajo.

La estatización marca un antes y un después para las trabajadoras. «La Línea 144 ha vuelto a ser estatal en todas su partes. Es una lucha que nos hemos dado tanto desde la organización de las trabajadoras y les trabajadores del Ministerio e integrantes del Instituto de Políticas de Género, como también de muchas organizaciones feministas que nos han mostrado su apoyo desde el día uno en que Vidal decidió privatizar la atención a mujeres y disidencias en situación de violencia por razones de género», dijo a Contexto Leticia Kelly, delegada de ATE en el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual.

«Cuando asumió esta nueva gestión, había sido un compromiso de primera hora el de trabajar en el proceso de reestatización de la línea. Las trabajadoras, en diálogo con la gestión, coincidíamos en la necesidad urgente de que sea una política pública llevada adelante por trabajadoras estatales», recordó Kelly, quien destacó que la pandemia dilató este proceso «pero por fin ahora podemos decir que todas las trabajadoras de la Línea 144 de la provincia de Buenos Aires son trabajadoras estatales».

«Esto implica que sea una política pública llevada adelante por trabajadoras del Estado, que no haya más tercerización en el Ministerio, que el Estado sea quien responda ante la atención de esta problemática, que coordine y brinde las herramientas necesarias para el abordaje y la erradicación de las violencias por razones de género», destacó la trabajadora.

Estela Díaz resaltó que con esto el Gobierno bonaerense está «cumpliendo con lo prometido. Un Estado presente que mejora y crea programas para la atención, la prevención y erradicación de las violencias». En ese sentido, destacó que encontraron la línea «en condiciones de precarización, de tercerización, con falta de muchos de los dispositivos que se requieren para la atención de una problemática tan acuciante, tan específica como significa atender violencia por razones de género».

«Cuando se creó el Ministerio, la prioridad era la estatización de la Línea 144. Nos encontramos con situaciones aún peores de las que imaginábamos respecto al funcionamiento y las condiciones de trabajo. Hubo que reformular todo, en un año de pandemia y en un servicio que por su función fue considerado como esencial», destacó por su parte la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Flavia Delmas.