El Gobierno bonaerense decidió impulsar la obra pública para la ciudad de La Plata con la puesta en marcha de la nueva fase de construcción de la planta potabilizadora para toda la región. Se trata de una inversión de más de 5.700 millones de pesos, cuya licitación fue oficializada esta semana por la gestión de Axel Kicillof.

Desarrollada a través del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos que conduce Agustín Simone, la obra forma parte del Plan Estratégico de Infraestructura que comenzó a llevar adelante Provincia desde 2020, y que significará una inversión de más de 12.000 millones de pesos en la región. Con esta nueva obra, correspondiente a la etapa II de la planta, se espera sanear y fortalecer la provisión de agua de la región La Plata-Berisso-Ensenada, una problemática histórica en la zona.

«La Provincia hará una inversión millonaria para mejorar el servicio de agua en nuestra región. La planta potabilizadora es una demanda que lleva décadas y va a realizarse por la decisión política de Axel Kicillof de mejorar la calidad de vida de lxs platenses y bonaerenses», destacó días atrás la diputada provincial Florencia Saintout, del Frente de Todos, en referencia a la obra que, se estima, beneficiará a más de un millón de residentes de los tres distritos.

La legisladora remarcó que la finalización de la planta «duplicará el agua potable en La Plata, Berisso y Ensenada, con un nuevo tramo de acueductos, cisternas y estaciones de bombeo» que comprenderá las zonas del Estadio Único, Los Hornos, Gonnet, City Bell y Villa Elisa, Parque Saavedra y Parque San Martín. Se espera que esta nueva planta reemplace el trabajo central de la actual Planta Potabilizadora Donato Gerardi, que quedará como plaza de reserva.

«Esta obra beneficiará aproximadamente a 1.130.000 vecinxs, generará 500 empleos directos y 2000 indirectos para lxs platenses. Tenemos un Gobierno provincial que piensa y proyecta obras para los próximos 20 años», agregó Saintout. Para la etapa II, el Gobierno bonaerense cuenta con un presupuesto oficial de más de 5.732.865.862 pesos.

«Esto es un sistema integral de obras de agua potable que consta de dos partes. Una de ellas es la toma de agua del río y la potabilización, que es de lo que va a ocuparse la nueva planta. Eso se hará con una capacidad de diez millones de litros/hora. Esa obra ya está licitada y a punto de ser adjudicada. La segunda parte es esta nueva para la que se está llamando a licitación», explicó Guillermo Jelinski, subsecretario de Recursos Hídricos bonaerense.

El proyecto, que fue pautado con financiamiento del Fondo Kuwaití, fue firmado en enero de 2018 pero quedó sin avances en su ejecución durante el período de gobierno de Cambiemos, con María Eugenia Vidal en Provincia. El Fondo incluso manifestó su voluntad de cancelar el crédito, pero la nueva Administración logró sostenerlo mediante instancias de negociación entre la Embajada Argentina en Kuwait y la Subsecretaría de Relaciones Internacionales de la provincia de Buenos Aires.