Tras un intento de mediación que no tuvo éxito, denunciarán a Patricia Bullrich ante la Justicia civil por «difamaciones» contra el Gobierno. El propio presidente Alberto Fernández formalizará la presentación judicial contra la referente del PRO, quien había dicho que la Argentina le pidió «retornos» a la empresa Pfizer a cambio de establecer un acuerdo para la compra de vacunas.

Una audiencia virtual de mediación tuvo lugar durante el mediodía de este viernes, evento que duró apenas media hora y dejó expuesta la negación a conciliar, con lo cual la causa irá directo a juicio. Fernández participó desde la Casa Rosada, con el acompañamiento del abogado representante, Gregorio Dalbón.

Las declaraciones de Bullrich tuvieron lugar en una entrevista televisiva a fines de mayo, en pleno proceso de negociación internacional para incrementar la adquisición de vacunas, donde la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri acusó al Gobierno de exigir coimas a la empresa Pfizer para llegar a un acuerdo.

«No tengo dudas de que Ginés González García quiso un retorno por esa vacuna. Eso es criminal y lo tienen que investigar los fiscales de la nación. Si llaman a las personas de Pfizer, ellos van a decir la verdad y no van a mentir como nos miente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero», había expresado la ex funcionaria de Cambiemos.

El gesto generó tal reacción que la propia farmacéutica Pfizer salió a desmentir la versión de Bullrich en un comunicado oficial y consideró las declaraciones de «gravedad institucional». Cabe destacar que Pfizer se convirtió en uno de los ejes centrales de Juntos por el Cambio para deslegitimar la campaña de vacunación llevada adelante por Nación.

Alberto Fernández decidió pronunciarse en ese entonces a través de las redes sociales sobre la gravedad de las difamaciones de la referente del PRO. «La angustia que la pandemia genera en nuestra gente no tolera tanta irresponsabilidad», escribió en Twitter.

En ese sentido, agregó: «Con asombro he leído las declaraciones de la presidenta del principal partido de la oposición, acusando a nuestro Gobierno de pretender cobrar un soborno por la compra de vacunas. Sin medir consecuencias, no ha dudado en afirmar que eso habría ocurrido con mi conocimiento».