A tres meses de la desaparición de Tehuel de la Torre, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de ley de promoción del acceso al empleo formal para personas travestis, transexuales y transgénero «Diana Sacayán-Lohana Berkins», un histórico reclamo del transfeminismo y la comunidad LGBTTIQ+.

Luego del decreto presidencial que estableció que el Estado nacional debe contar con un 1 % de representación trans, travesti y transgénero, el Congreso de la Nación decidió avanzar con el cupo laboral trans y travesti, que reúne años de activismo y militancia plasmados en quince iniciativas que confluyeron finalmente en el proyecto que obtuvo la media sanción con 207 votos a favor, 11 negativos y 7 abstenciones. La totalidad de los votos negativos fueron del PRO.

Se trata de uno de los reclamos históricos del colectivo trans y travesti de Argentina, quien hoy se encuentra mayormente excluido del ámbito laboral, con un 95 % teniendo que recurrir al trabajo sexual. La iniciativa tuvo como principal impulsora a Lohana Berkins, primera persona trans en conseguir un empleo estatal, y a Diana Sacayán, asesinada un mes después de que la normativa fuera aprobada en la Legislatura bonaerense, a partir de lo cual comenzó a nacionalizarse el pedido de que el Congreso sancione para todo el país una ley.

El proyecto de ley resulta más amplio que el decreto presidencial y busca establecer «medidas de acción positiva orientadas a lograr la efectiva inclusión laboral de las personas travestis, transexuales y transgénero, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en todo el territorio de la República Argentina».

La iniciativa apunta a la inclusión laboral de personas travestis, transexuales y transgéneros, hayan realizado o no el cambio registral acorde a la Ley de Identidad de Género, y establece un cupo del 1 % en el Estado nacional en sus tres poderes, los ministerios públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales y las empresas y sociedades del Estado, en todas las modalidades de contratación.

Durante la sesión, la diputada Mónica Macha, titular y miembro informante de la Comisión de Mujeres y Diversidad, aseguró que «no hay otros motivos del desempleo travesti-trans más que su identidad de género. Esta ley viene a reconocer algo negado».

«Las personas trans son las traidoras del patriarcado, como decía Lohana Berkins, pero también sus justicieras. Esta ley se la debemos a Diana Sacayán y a Lohana. Y a quienes vienen después de nosotras para que puedan vivir su identidad de forma libre», dijo Macha, recordando a las dos referentas e impulsoras del proyecto.

Macha destacó que el proyecto recoge «todas las voces e identidades de manera federal», que brindaron sus aportes en comisiones, así como «el decreto presidencial de cupo laboral y los proyectos aprobados en las provincias». En ese sentido, destacó que contempla no solo el 1 % del sector público, sino también incentivos fiscales para el sector privado.

La diputada del Frente de Todos respondió a las críticas. «Las voces machistas reclaman la capacitación y el mérito para excluir a quienes ya están excluidas. Creen que las personas travestis y trans no tiene capacidad ni formación. A la meritocracia le respondemos con justicia social», apuntó.

«Este renacer de la comunidad travesti y trans es el renacer de nuestra sociedad», concluyó.

https://twitter.com/DiputadosTV/status/1403178396578951168


La diputada cordobesa Gabriela Estévez, también del oficialismo, destacó el activismo y la militancia trans y travesti y reconoció que «el Estado argentino tiene una enorme deuda con ustedes, pero hoy seguimos transitando ese camino de reparación». En ese sentido, señaló que «no vamos a vivir en una democracia plena si seguimos teniendo en los sótanos de la democracia a un colectivo que ha peleado tanto».

https://twitter.com/DiputadosAR/status/1403164700414722049

Por la Coalición Cívica, Maximiliano Ferrara pidió al cuerpo acompañar el proyecto. «Hoy volvemos a contar con una libertad más y una vergüenza menos para que en nuestra sociedad podamos caber todos. Ojalá que el voto de esta Cámara sea unánimemente favorable a este acto de reparación y reconocimiento de derechos», sostuvo. «Esta es solo una parte de lo que el Estado hace años y años le debe reconocer a ese colectivo, que debe reconocer reparando el pasado de ausencia de ese Estado», agregó.

Por el socialismo, el santafesino Enrique Estévez resaltó «estamos dando un paso importante, pero resta un largo recorrido y esperemos que todos y todas quienes estamos en este recinto acompañemos con la firme decisión y convicción de que necesitamos hacer realidad estos derechos».

«Es muy difícil hablar en este lugar porque todavía no hay compañeras travestis y trans sentadas en estas bancas. Y necesitamos construir eso para que este Congreso sea un poquito más igualitario», destacó en tanto el diputado Leo Grosso. «Que la igualdad hoy empiece a hacerse ley. Y que en este Congreso nos invada la furia travesti», sostuvo.

https://twitter.com/CELS_Argentina/status/1403206275681460226?s=1005