El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, presentó este miércoles Mi identidad, mi derecho, un programa que tiene por objetivo avanzar en el reconocimiento y registro de bonaerenses que aún no cuentan con su Documento Nacional de Identidad (DNI). «Estamos orgullosos, porque a pesar de la pandemia hemos podido avanzar en un programa que devuelve la identidad a muchos y muchas bonaerenses que vieron vulnerado este derecho fundamental durante mucho tiempo», sostuvo.

Acompañado por la ministra de Gobierno, Teresa García, y por el director provincial del Registro de las Personas, Patricio Zalabardo, Kicillof entregó partidas de nacimiento a bonaerenses que no contaban con esta documentación, central para la confección de los DNI.

Desde el Salón Dorado de la Gobernación, destacó la importancia de «reconocer un derecho tan básico como la identidad» y, en nombre del Estado, pidió disculpas porque «no lo pudo hacer antes».

El gobernador explicó que «la esencia del programa radica en que no solamente vamos a trabajar para solucionar los problemas, sino que el Estado será el responsable de la búsqueda activa de los y las bonaerenses que no cuentan hoy con el derecho a la identidad».

Kicillof destacó que a esos ciudadanos «se los ha privado durante demasiado tiempo del más elemental de los derechos», y dijo que el Estado no pudo reemplazar ese trámite que los progenitores no hicieron en su momento y entonces «el problema les quedó a muchas personas a lo largo de la vida». «Eran ciudadanos sin ciudadanía. Es fundamental salir a buscarlos y sacarles esa carga de tener que hacer ese tramiterío», indicó.

«Se trata de una situación que afecta a muchas personas en la provincia, por lo que se requiere tanto del trabajo articulado entre las distintas áreas de Gobierno como de la coordinación con el Estado nacional y los municipios para brindar soluciones rápidas», agregó.

En ese sentido, destacó que «esta situación salió aún más a la superficie debido a la pandemia: alguien que está privado de su identidad ve imposibilitado su vínculo con el Estado», al tiempo que subrayó que «con el avance de este programa, miles de ciudadanos y ciudadanas podrán, entre otras cosas, inscribirse para recibir la vacuna contra el covid-19».

Más allá de la entrega de partidas, Mi identidad, mi derecho tiene como fin eliminar el subregistro mediante la articulación de diferentes niveles estatales para detectar a personas que no cuenten con su documentación y restituir este derecho. Las escuelas serán centrales para el entrecruzamiento de información para que las y los estudiantes bonaerenses tengan su documentación. El Ministerio de Salud, en tanto, será el encargado de facilitar la documentación base para las partidas de nacimiento.

La ministra García destacó que «este es el cumplimiento de una promesa de campaña, cuando el gobernador dijo que debíamos volver a organizar la vida de las y los bonaerenses, que en cuatro años habían desorganizado».

«La primera cosa que uno necesita para organizar su vida es tener identidad. Nadie puede hacer un trámite o tener un beneficio social sin acreditar su identidad», continuó, y evaluó que se trata de un «acto de reivindicación».