El presidente Alberto Fernández, acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro de Infraestructura, Gabriel Katopodis, encabezó la inauguración de casi cuarenta kilómetros de la flamante Autopista Ruta Nacional 7, entre Chacabuco y Junín, a los fines de brindar mayor seguridad vial e impulsar el desarrollo productivo de esta región.

A dos meses del fallecimiento del ex ministro de Transporte, Mario Meoni, en un accidente de tránsito en esa ruta, Alberto Fernández comenzó refiriéndose a él: «Esta es una obra que para mí tiene un valor especial, son dos ciudades muy importantes: Junín es la ciudad de Marito Meoni, que encontró en esta ruta el fin de su vida, y siento esta obra de un modo distinto: mejora el tránsito entre Chacabuco y Junín, sigue después a Rufino con la misma fuerza», dijo el presidente, y agregó que «lo que ocurrió con este tramo de 155 kilómetros es que en los últimos años se hicieron cuarenta y nosotros, con pandemia, hicimos otros cuarenta kilómetros, esto quiere decir que tenemos que tener presente cómo asumimos el desafío de la obra pública».

«La obra pública es acercar pueblos, es mejorar el transporte y facilitar la labor de quien produce. Detrás de la obra pública hay un fuerte motorizador de la economía y lo único que nos preocupa es mejorar la vida de hombres y mujeres que necesitan estar mejor», sostuvo.

En la misma línea, Katopodis afirmó que «la obra pública es para nosotros conectar a la Argentina, ponerla definitivamente en el camino del desarrollo. Hoy inauguramos los cuarenta km entre Chacabuco y Junín de la Ruta 7, una obra que hicimos en pandemia para las y los bonaerenses».

En tanto, Kicillof señaló que «hacía mucho tiempo que no había una conexión tan fuerte entre el Gobierno nacional y el provincial con los trabajos que se hacen en cada intendencia. No es eslogan de publicidad de campaña, son realidades».

En total, se inauguraron 39,7 kilómetros. Según se detalló oficialmente, Vialidad Nacional finalizó los trabajos en 19,7 km, entre los kilómetros 229 y 258,7, que unen las localidades de Chacabuco y Junín, además de Membrillar, O’Higgins y La Agraria; y completó las obras para habilitar de forma definitiva los trayectos inaugurados en octubre de 2019 (del kilómetro 219 al 229 y del 245 al 255), que debieron ser cerrados al tránsito a los cuatro meses por falta de obras y por no estar en condiciones para la correcta circulación.

«Desde el primer día tenemos el compromiso de construir una Argentina federal e igualitaria. Hoy tenemos más de 1.400 obras en ejecución gracias a la decisión del presidente Alberto Fernández de poner los recursos en la obra pública, para devolverle a cada argentino y argentina el país que merecen», agregó Katopodis.

El avance en esta gestión es notaria si se compara con la era Macri-Vidal, donde se finalizaron 40,7 kilómetros de obra. En la gestión actual son 117,7 kilómetros entre tramos finalizados, en obra y a iniciar.

Respecto de la Ruta 7, se encuentran en obra la variante Chacabuco entre el kilómetro 196 y 219 y están pronto a reactivarse los 55 kilómetros de la sección Carmen de Areco – Chacabuco.

Asimismo, se iniciarán las obras de la Ruta Nacional 7 Luján – Junín – Vedia, que formaban parte de los Ex Corredores PPP en los tramos Autopista RN 7 – Carmen de Areco; RN 65 y Km 267; y Junín – Vedia.

Además, ya se finalizó la Variante San Andrés de Giles, de 8 kilómetros de extensión, y en agosto de 2020 se finalizaron los 13 kilómetros para completar el tramo San Andrés de Giles – Acceso Carmen de Areco.