El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, confirmó que el confinamiento concluye el próximo domingo, como estaba previsto. Desde el lunes hasta el 11 de junio se retomarán las actividades que venían funcionando hasta el viernes 22 de mayo, cuando comenzaron las medidas más estrictas dispuestas por el Gobierno nacional, salvo para el fin de semana del 5 y 6 de junio.

Lo hizo en la conferencia de prensa desde Gobernación junto al ministro de Salud, Daniel Gollan, donde presentaron el informe semanal sobre la situación epidemiológica en la provincia y el estado del sistema de fases.

Bianco informó que de los 135 municipios, 121 se encuentran con alto riesgo epidemiológico y entran en fase 2. Con respecto al resto, 13 entran en fase 3 y solo uno en fase 4.

«Lo que estará vigente es una vuelta a la normativa anterior, el sistema de fases tal como lo conocemos», señaló el jefe de Gabinete bonaerense, en relación con el tipo de medidas que regirán desde el próximo lunes. En tanto, el sábado 5 y el domingo 6 se volverán a restringir al máximo las actividades. Además, indicó que con este esquema «continuarán las clases no presenciales».

Además, afirmó que hubo una reducción «muy importante de la circulación» desde que comenzó a regir el confinamiento estricto el pasado sábado, pero añadió que es necesario que se vea «reflejado prontamente en la caída de casos y reducción de fallecimientos».

La conferencia de prensa fue luego del récord de casos a nivel nacional de ayer, con 41.080 nuevos contagios de covid-19, el número más alto para un día desde que empezó la pandemia.

En este punto, Gollan aclaró que «el impacto de las medidas que se tomaron desde el sábado no se están reflejando en los números de ahora», y agregó que hay que analizar sus resultados dentro de cuatro o cinco días. «Esos 41.000 casos no son el reflejo de las medidas que se tomaron días atrás. Veremos qué pasa la semana próxima, cuando empecemos a ver el impacto de las restricciones más fuertes», remarcó.

El ministro hizo especial énfasis en la situación en el interior de la provincia, que con una ocupación del 63,35 % de las camas de terapia intensiva alcanzó un «récord histórico», aunque en algunas zonas la situación «es peor y se derivan pacientes a otros centros» ante la falta de UTI, advirtió.

El interior bonaerense, con cuatro millones de habitantes, explica el 32 % de los casos en la provincia, mientras que el AMBA alcanza el 68 % de los casos, aunque concentra catorce millones de personas. «Proporcionalmente viene creciendo más la enfermedad en el interior», alertó Gollan.

Campaña de vacunación

Gollan adelantó que mañana «va a haber un anuncio muy importante» con respecto a la campaña de vacunación en la provincia. En concreto, el Gobierno bonaerense enviará cerca de un millón de turnos en tandas para lograr vacunar a todos los grupos de riesgo antes del comienzo del invierno.

«Les pedimos a las y los bonaerenses que se anoten para vacunarse porque está llegando una enorme cantidad de vacunas. El objetivo es terminar con la pandemia lo antes posible, y eso se hace a través de la vacunación. Mientras tanto, hay que cuidarse», sostuvo Gollan.

En ese sentido, el Gobierno nacional aseguró un sostenido incremento en la llegada de vacunas. El lunes arribarán 2 millones de vacunas de AstraZeneca y el país acordó con el laboratorio Sinopharm la compra de 6 millones, de las cuales llegarán 2 millones en junio y los otros 4 millones en julio.

Otro dato importante del plan de inoculación bonaerense es que hoy la provincia completó la aplicación de la primera dosis en residentes de geriátricos. Son más de 60.000 adultos mayores. La campaña en residencias de larga estadía se realizó junto al PAMI.