Referentes de la oposición y el gremialismo criticaron la decisión del gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta de suspender las clases presenciales sin reemplazarlas por virtuales la semana próxima y de interrumpir la entrega de la Canasta Escolar Nutritiva (CEN) para las familias más vulnerables que asisten a las escuelas públicas.

«No hay canallada mayor que sacarle la comida a los alumnos para intentar dividir a la comunidad educativa», remarcó Eduardo López, secretario general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), gremio de mayor representación en CABA. 

«Larreta se empecina en hacer campaña electoral con la educación de nuestrxs niñxs optando por no tener clases en lugar de garantizar la virtualidad para poder mantener la continuidad del ciclo lectivo con inversión en equipamiento y conectividad. La Ciudad será así la única jurisdicción del país que suspenderá las clases», destacó la UTE en un comunicado.

El Gobierno porteño adhirió esta vez al DNU del Gobierno nacional, que estableció una restricción a la circulación en todas las zonas del país que se encuadren en alto riesgo o en alarma epidemiológica, y que regirá desde hoy hasta el domingo 30 de mayo inclusive. En abril, había judicializado el anterior DNU: mantuvo las escuelas abiertas a pesar de la suba de contagios y recurrió a la Corte Suprema para politizar el caso.

Mientras tanto, en abril en CABA por primera vez hubo más de 3.000 contagios diarios, con la circulación de nuevas variantes más contagiosas y mortales. A la par, estudios científicos demostraron que las escuelas abiertas generan mayor circulación de personas y, por lo tanto, mayor transmisión del virus.

«El Gobierno de la Ciudad decidió que la próxima semana no habrá clases virtuales y tampoco se entregarán las canastas alimentarias. ‘Cada día cuenta’ era solo un slogan de campaña», tuiteó Mariano Recalde, senador nacional por CABA y presidente del Partido Justicialista porteño.

El jueves Larreta anunció las nuevas medidas. En materia educativa, esta vez se diferenció del Gobierno nacional suspendiendo las clases virtuales. El Ministerio de Educación que encabeza Soledad Acuña informó que los tres días hábiles de la semana próxima (miércoles, jueves y viernes) se correrán en el calendario escolar para los días 20, 21 y 22 de diciembre, luego de haberse restituido el feriado del martes.

Durante los tres días de suspensión de clases virtuales, a su vez, el Gobierno porteño no entregará las canastas alimentarias para las familias que dependen de esos bienes para su alimentación. «Para completar la entrega, aquellas escuelas que recibían los días 26/5, 27/5 y el 28/5, recibirán los días 1/6, 2/6 y 3/6 respectivamente», indicó un comunicado de la cartera de Acuña.

Otro gremialista de la educación que repudió a Larreta fue Roberto Baradel, secretario general de Suteba. «No suspendieron la presencialidad, suspendieron las clases!», tuiteó. «Muestran su verdadera cara, jamás se interesaron por la educación. Ni ellos, ni las corporaciones mediáticas. El objetivo debe ser priorizar la educación defendiendo la vida y no otra cosa», concluyó.