Luego del anuncio de las nuevas restricciones a la circulación por la segunda ola de covid, el Gobierno nacional confirmó la ampliación del programa de recuperación productiva (Repro II), que alcanzará a más sectores que los previstos originalmente. Además, se ampliarán los montos de la cobertura hasta un máximo de 22.000 pesos por trabajador, que aplicará para los sectores críticos y de salud.

Asimismo, las empresas pertenecientes a sectores críticos afectados por la pandemia estarán eximidas del pago de contribuciones patronales y se limita la presentación de información a dos ítems (facturación y liquidez corriente) sin necesidad de presentar un balance. En ese aspecto, se comparará la facturación de todo el mes de mayo de 2019 (antes de la pandemia) contra los primeros veinticuatro días de mayo de 2021, lo que dará mayor margen para aplicar.

Según explicaron desde el Ministerio de Trabajo, la inscripción para la nueva versión del Repro II comenzará el próximo martes 26 de mayo y se extenderá hasta el 31 del mismo mes.

Además, el nuevo programa incorporará nuevos sectores a los considerados críticos que podrán acceder al beneficio. Comercios de rubros no esenciales, como indumentaria, textiles, cuero, calzado, electrónica, electrodomésticos, muebles y vehículos, entre otros; comercios de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación (por ejemplo, kioscos, panaderías, heladerías y estaciones de servicio); y centros de compras ubicados en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Esos rubros se suman a los de gastronomía, turismo, cultura, entretenimiento y salud, que ya formaban parte del listado.

Por otro lado, el programa incluirá además a trabajadores independientes, que también tendrán cobertura de hasta 22.000 pesos. De igual modo, se amplían los sectores afectados, alcanzando a gastronomía, turismo, transporte, industrias culturales, actividades deportivas y de esparcimiento, comercio de rubros no esenciales y de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación, y peluquerías y centros de belleza.

Semanas atrás, antes de que la segunda ola de la pandemia obligara al Gobierno a anunciar nuevas medidas para evitar la propagación del virus, el equipo económico de Alberto Fernández había anunciado la puesta en marcha del programa en su segunda versión que, para el caso de abril, tenía unas 23.000 empresas inscriptas a la espera de la asistencia para el pago de salarios. Durante ese mes, el impacto sería sobre unos 670.000 trabajadores. Con esta ampliación, según indicaron desde la cartera laboral, tendrá un alcance potencial de 1,4 millones de personas.