La industria manufacturera operó en marzo al 64,5 % de su capacidad instalada, el nivel más alto desde octubre de 2018, y recuperó el envión de finales del año pasado, que se había frenado en los primeros meses de 2021.

De acuerdo con los datos difundidos este lunes por el INDEC, de las seis industrias que operaron por encima del promedio general, cinco lo hicieron en niveles superiores al 70 %.

Frente a marzo de 2020, mes en que comenzaron las primeras restricciones a la circulación por la pandemia, la mejora fue de 12,9 puntos porcentuales. También superó los registros de marzo de 2019 en 5,7 %, cuando había tenido un nivel del 58,8 %.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al 64,5 % durante el tercer mes del año fueron: industrias metálicas básicas (79,8 %), productos minerales no metálicos (77,4 %), refinación del petróleo (73,8 %), papel y cartón (71,7 %), sustancias y productos químicos (70,3 %) y productos del tabaco (68,8 %).

Por su parte, las que operaron por debajo del promedio general fueron alimentos y bebidas (63,9 %), edición e impresión (57,7 %), productos de caucho y plástico (56,1 %), industria automotriz (54,8 %), textiles (50,7 %) y metalmecánica excepto automotores (50,3 %). 

El bloque de metalmecánica excepto automotores, a pesar de haber sido el que más capacidad ociosa tuvo, fue, según el organismo, uno de los de mayor incidencia, debido al salto de casi 20 puntos porcentuales que exhibió frente al mismo mes del año pasado. «Según datos del índice de producción industrial manufacturero, la fabricación de maquinaria agropecuaria expone un incremento de 144,4 % respecto del mismo mes del año pasado, y la producción de aparatos de uso doméstico presenta un aumento de 98,1 % para la misma comparación», destacaron en ese sentido.

Los otros segmentos industriales que más incidieron en los registros de marzo fueron industrias metálicas básicas, productos alimenticios y bebidas, industria automotriz, productos minerales no metálicos, productos de caucho y plástico y productos textiles.

El automotriz fue otro de los sectores que tuvo un fuerte crecimiento frente a marzo de 2020, al registrar casi 29 % más (54,8 % frente al 25,9 % del año pasado). Cabe recordar que durante el mes de abril de 2020 este sector fue el más castigado por el parate económico producido por la pandemia, y no se produjo ni un solo auto, algo que no pasaba desde que comenzó a operar esa industria en el país.