Tras la media sanción obtenida en Diputados la semana pasada, la Cámara de Senadores bonaerense aprobó la ley que permite que la provincia de Buenos Aires adquiera sus propias provisiones de vacunas. En el marco de una sesión especial, la Cámara Alta votó en favor de la medida que autoriza a la gestión de Axel Kicillof a iniciar negociaciones o rubricar contratos en el extranjero.

La medida autoriza al Ejecutivo bonaerense, a través del Ministerio de Salud y la Jefatura de Gabinete, «a adoptar medidas tendientes a la adquisición de vacunas durante la vigencia de la emergencia sanitaria, declarada mediante Decreto N° 132/2020, ratificado y prorrogado».

Según lo expresado por la propia normativa, el objetivo es dotar de un marco jurídico que facilite al Ejecutivo poner en marcha este tipo de negociaciones en el mercado internacional. En ese sentido, los eventuales contratos a firmarse para la adquisición de dosis deberán tener el aval de la Asesoría General de Gobierno, la Contaduría y la Fiscalía de Estado. Una vez firmados, deberá informarse a la Comisión Bicameral de Seguimiento y Fiscalización de la Emergencia, que funciona en la misma Legislatura.

https://twitter.com/Senado_BA/status/1394782087102832642

«Mientras avanza la negociación con los laboratorios y llegan más vacunas a la provincia, seguiremos trabajando para cuidar la salud de las y los bonaerenses», expresó el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud bonaerense, Salvador Giorgi, tras conocerse la media sanción obtenida por unanimidad en la cámara presidida por Verónica Magario.

«No estamos realmente especulando con tener más vacunas que otros», había señalado Kicillof días atrás, al entrar en discusión legislativa la posibilidad de que Provincia consiguiera sus propias vacunas. «De hecho, hemos sido tan generosos que hoy CABA tiene 75.000 vacunados que lo hicieron en la provincia. Nunca hicimos ningún tipo de alharaca con esto, ningún escándalo ni nada parecido, porque la idea es vacunar, vacunar y vacunar», había sostenido el mandatario.

Cabe recordar que el gobierno de la provincia ya había tenido contacto con laboratorios de Rusia, Estados Unidos e Inglaterra, en búsqueda de agilizar negociaciones para la adquisición de dosis. Hasta el momento, sin embargo, cada cargamento recibido por Argentina es administrado desde el Gobierno de la Nación.

Mientras tanto, la gestión bonaerense mantiene diálogo con unos seis laboratorios con el objetivo de avanzar en la provisión de dosis, siempre bajo la coordinación de la Casa Rosada. En los últimos días, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, ratificó la intención de desarrollar el plan de vacunación con «paso firme» en el distrito.

«Siempre de manera coordinada con el gobierno nacional, se tomarán las medidas necesarias para contener el avance de la pandemia, mientras seguimos avanzando a paso firme con el plan de vacunación y negociamos con laboratorios para la compra de nuevos lotes de vacunas», expresó Bianco.