La Cámara de Diputados bonaerense aprobó anoche el proyecto enviado por el Ejecutivo que le permite al gobernador Axel Kicillof, a través del Ministerio de Salud y la Jefatura de Gabinete, iniciar negociaciones y establecer contratos para la adquisición de vacunas contra la covid-19.

La iniciativa brinda las herramientas y el marco jurídico necesario para realizar este tipo de operaciones en el mercado internacional y garantiza la transparencia de las transacciones, porque los contratos deberán contar con el visto bueno de los organismos de asesoramiento y control: Asesoría General de Gobierno, Contaduría General de la provincia y Fiscalía del Estado. Además, los contratos deberán ser informados a la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la emergencia en el ámbito de la Legislatura bonaerense.

La iniciativa había sido enviada por el gobernador Axel Kicillof con el objetivo de fortalecer la campaña de vacunación en el marco de la segunda ola de contagios.

«Contamos con más de 12 millones de dosis de vacunas contra el covid-19 en suelo argentino», destacó el presidente de la Cámara Baja, Federico Otermín. «En un mundo de escasez y competencia desigual, logramos inmunizar al 85 por ciento de los bonaerenses mayores de sesenta años y al 95 por ciento del personal de la salud. La vacuna ya es el presente, es la realidad que nos va a permitir dejar la pesadilla de la pandemia atrás. Esta iniciativa nos permitirá continuar con el operativo de vacunación más importante de nuestra historia», reforzó.

La sesión ordinaria se desarrolló con modalidad de presencialidad mixta, como ocurre desde el inicio de la pandemia. La sesión estuvo encabezada por Otermín, y contó con la presencia de las autoridades de la Cámara y las y los presidentes de bloque. El resto de las y los diputados sesionaron de forma remota.

El proyecto obtuvo la aprobación con el apoyo de Juntos por el Cambio. La semana próxima será debatido en el Senado para su sanción.

Durante la sesión, Juntos por el Cambio cuestionó que las personas particulares y los municipios no puedan adquirir vacunas. Retomaron el caso del ex jugador de fútbol Matías Almeyda, quien pretendía comprar vacunas para su pueblo, Azul. El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, había señalado que la compra de vacunas por particulares está prohibida por ley, debido a que la normativa nacional (N° 27.573) solo permite que sean el Estado nacional, las provincias y la ciudad de Buenos Aires los que avancen en ese tipo de negociaciones.

Por otro lado, antes del tratamiento del proyecto, Kicillof aclaró que la provincia no especula con obtener más dosis que otros distritos, ya que las que adquiera serán aportadas al plan nacional de inmunización. «No estamos realmente especulando con tener más vacunas que otros. De hecho, hemos sido tan generosos que hoy CABA tiene 75.000 vacunados que lo hicieron en la provincia», sostuvo el mandatario en declaraciones televisivas. 

El plan de inoculación en la provincia alcanzó a 3,6 millones de bonaerenses. Hoy el Ministerio de Salud informó que las personas con discapacidad fueron sumadas a los grupos prioritarios de riesgo para la vacunación.