El gobierno nacional anunció que el aumento trimestral para las jubilaciones, pensiones y asignaciones será del 12,12 % desde junio. Este incremento se otorgará a 8,3 millones de jubilaciones y pensiones, a 9,3 millones de niños, niñas y adolescentes y a más de 800.000 cónyuges que perciben asignaciones. A su vez, también impacta en otras asignaciones familiares, como la de embarazo, la prenatal, la de nacimiento, la de adopción y la de matrimonio.

“Esta fórmula comienza a dar sus frutos. El aumento de 12,12 % permitirá que en el segundo trimestre de 2021 la totalidad de las prestaciones se vean incrementadas por encima de la inflación del período”, afirmó la directora ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta.

Según detalló la funcionaria, tanto el aumento del primer trimestre (8,07 %) como el actual (12,12 %) se encuentran por encima de los aumentos que hubiese otorgado la reemplazada ley del gobierno anterior (7,18 % y 10,33 %, respectivamente).

“Lo que comprueba que un modelo de país que apuesta al trabajo, al consumo y a la producción mediante una fórmula que pondera salarios y distribución otorga aumentos por encima de aquella ley del gobierno anterior que contemplaba principalmente la inflación”, agregó Raverta.

Se trata del segundo aumento otorgado de acuerdo con la Ley de Movilidad N° 27.609, que estableció una fórmula previsional que actualiza en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre. Está compuesta en un 50 % en función de los recursos con destino a la ANSES y en un 50 % por la evolución del índice de remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE), que elabora la Seguridad Social, y el índice de salarios del INDEC.

Con esta suba, el haber jubilatorio mínimo a partir de junio ascenderá a 23.064,70 pesos (al asumir este gobierno era de 14.067,93 pesos). Por su parte, el haber máximo aumentará a 155.203,65 pesos (al asumir este gobierno era de 103.064,23 pesos). Y la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo aumentarán a 4.504 pesos (al asumir este gobierno eran 2.746 pesos).

A las subas previstas por la Ley de Movilidad N° 27.609, se le suma el pago de dos bonos de 1.500 pesos en los meses de abril y mayo que el gobierno destinó a 4,8 millones de jubilados y pensionados con ingresos de hasta 30.856 pesos. Incluyó al 70 % de las personas del régimen general con una inversión de 14.400 millones de pesos entre ambos meses.