La sesión del Honorable Concejo Deliberante de La Plata que se llevó adelante este miércoles dejó varias novedades vinculadas al tratamiento de la pandemia a nivel local. Uno de los puntos más destacados fue la propuesta presentada por el bloque del Frente de Todos para crear un fondo de emergencia con el objetivo de auxiliar a las actividades más afectadas por el freno productivo consecuente de las medidas de prevención contra el covid-19.

La iniciativa, impulsada por la concejal Yanina Lamberti, apunta a utilizar recursos que el Municipio perciba del Fondo Municipal por infracciones a la normativa covid-19, con el fin de generar subsidios no reintegrables que se destinen a los sectores más afectados por la pandemia. Cabe señalar que el mencionado fondo por infracciones surge a partir de un decreto de Provincia, cuya adhesión permite a los diferentes distritos utilizar los recursos provenientes de las multas por violaciones a las disposiciones de seguridad sanitaria.

«Creemos que es fundamental que el municipio adhiera a la normativa provincial y así crear el fondo de emergencia municipal», expresó ayer Lamberti, en el marco de la sesión ordinaria donde fue presentado el proyecto.

La edil destacó que la propuesta es clave para generar no solo «un mayor control municipal respecto al incumplimiento de las medidas aplicadas para disminuir la circulación del covid-19 y así evitar muertes», sino también «generar fondos que permitan aportar al sostén económico de las actividades que se ven afectadas como consecuencia de la pandemia».

La propuesta del Frente de Todos se da en un marco de reiterados reclamos hacia el Ejecutivo municipal para generar políticas públicas inmediatas frente al avance de la segunda ola de contagios. La inacción por parte de la gestión comunal –tanto en materia de controles a la circulación y campañas de prevención como en recursos para los sectores más vulnerables de la población platense– convirtió a la capital bonaerense en un epicentro de contagios, con índices ubicados entre los primeros índices de todo el país.

«La ciudad de La Plata atraviesa el peor momento de la pandemia, con un incremento sostenido del número de casos y el sistema sanitario al borde del colapso», señaló Lamberti, y agregó: «Venimos solicitando al Ejecutivo municipal un rol más activo en pos del trabajo que realizamos el conjunto de la sociedad, que contribuya a sostener, controlar, prevenir y fomentar una medida excepcional en este momento tan terrible que nos toca atravesar».

Al mismo tiempo, durante la sesión del Concejo también se aprobó la propuesta de eximición fiscal a comercios a modo de «alivio» impositivo por los embates económicos de la pandemia. Se trata de la eximición de Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene, de los Derechos de Publicidad y Propaganda, de los Derechos de Ocupación o Uso de Espacios Públicos y del Régimen Simplificado para Pequeños Comercios (Monotasa).

Si bien esta es una propuesta que el propio Garro supo embanderar en un momento de serios reclamos por parte de la comunidad platense, lo cierto es que es una medida que ya había sido impulsada, casi idéntica en su contenido, por el propio Frente de Todos semanas atrás. La diputada provincial Florencia Saintout señaló a Garro en su momento por dilatar la discusión parlamentaria sobre la propuesta del bloque peronista.

«Ante varias consultas, hoy pudimos corroborar que aún no se ha resuelto ninguna medida de eximición de tasas, sino que el intendente ha enviado al Concejo Deliberante un proyecto similar al que presentó el Frente de Todos hace más de diez días», expresó Saintout días atrás.