Tras las medidas anunciadas por el presidente, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, oficializó la adhesión de la provincia de Buenos Aires al nuevo esquema de prevención que entrará en vigencia a partir de ahora. En el marco del desarrollo de la segunda ola de covid-19, el gobernador ratificó la continuidad del sistema de fases, la profundización de los controles en los accesos al distrito y un paquete de medidas sociales y productivas para los sectores más afectados.

«La provincia de Buenos Aires va a respetar los DNU del presidente. De este modo funcionan las instituciones y la democracia. Respetando la ley. Para colmo, estamos en una emergencia. No es momento de forzar discusiones sobre federalismo o soberanía», señaló Kicillof en conferencia de prensa, donde estuvo acompañado por el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

«Vamos a pasar a un régimen de entrega de mercadería fuera de los locales no esenciales, vamos a implementar cierres y controles en los accesos a la provincia, en especial desde la ciudad de Buenos Aires», expresó el gobernador.

«Hoy estamos en una situación mejor que la que veíamos venir. No es momento de tomar decisiones mirando encuestas, tiene que ser mirando los niveles inadmisibles de contagios y de muertes. No estamos en campaña electoral, estamos en campaña de vacunación», expresó el gobernador, y agregó: «Las medidas tomadas funcionaron. Esas medidas que la oposición llamó a no respetar funcionaron. Por eso celebro cada vez que la oposición acompaña las medidas y las reconoce».

Por otro lado, el gobernador anunció una serie de iniciativas de asistencia e impulso social y productivo.

En primer lugar, se amplían los programas del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad: UDIS, Más vida, centros juveniles y becas de niñez, a partir de aumentos de las prestaciones del 50 % y del 20 % en los cupos.

También se profundizará el programa Envión, con transferencias monetarias a jóvenes y sus tutores, que acceden a actividades de capacitación y formación en diferentes áreas. Hoy participan en esa política pública 35.000 jóvenes; se propone llegar a 50.000.

Va a haber un incremento de la jubilación mínima de un 35 %, y a partir de ella, de las pensiones no contributivas, cuyos valores se encuentran atados al haber mínimo. Esta medida alcanza a aproximadamente 31.000 bonaerenses. También va a haber una ampliación de los cupos del Servicio Alimentario Escolar en 300.000, de manera que se llegará a más de 2 millones de niñas y niños en toda la provincia.

Kicillof destacó además el avance de la campaña de vacunación, donde 2.800.000 bonaerenses ya fueron vacunados con la primera dosis. Dentro de esa cifra, un 95 % del personal de salud ya fue inoculado con la primera dosis. «Tenemos para decir que la efectividad de la vacuna resultó excelente. A mí no me queda más que agradecer, no solo a los trabajadores, sino al pueblo entero de la provincia de Buenos Aires. Hay un compromiso de este gobierno por seguir peleando contra esta pandemia», concluyó.