Por Gabriela Riera*

Con un adelanto del «Archivo Virtual», el Centro Cultural Estación Provincial festeja su 111° aniversario como espacio de rescate y difusión del patrimonio documental producido y guardado a lo largo del tiempo por vecinos, investigadores y fotógrafos, estrenado en sus redes sociales en el marco de la situación sanitaria que no permite la presencialidad en los espacios artísticos.

La Estación Provincial, que fue declarada patrimonio histórico de la provincia de Buenos Aires en el año 1997 (Ley 11.986), resignificada y puesta en valor como centro cultural, es un punto de encuentro clásico de la ciudad de La Plata, en el corazón de barrio Meridiano V, donde confluyen diversas propuestas artísticas, gastronómicas y turísticas.

La iniciativa de recuperación fue liderada por un grupo de vecinos, en muchos casos hijos y nietos de ferroviarios, quienes gestaron un movimiento barrial que desembocó en el centro cultural en 1998. Su finalidad fue siempre la de preservar la identidad del barrio, difundir la historia del ferrocarril y transformar el lugar en núcleo generador de actividades.

Se realizaron emprendimientos privados en las viejas casonas de ramos generales frente a la estación, y distintos grupos culturales tomaron la zona como lugar generador de actividades artísticas, convirtiendo al barrio en un verdadero circuito cultural: La Grieta, en el galpón de 18 y 71, el grupo de Teatro Comunitario Los Okupas del Andén, Prisma, Espacio Creativo, Centro Cultural Viejo Almacén El Obrero y el Galpón de las Artes, entre otros, impusieron un vigoroso trabajo asociativo en las inmediaciones de las antiguas instalaciones ferroviarias.

En el año 2006, el Concejo Deliberante de La Plata reconoció estos grupos mediante la Ordenanza 10.251, que promueve un convenio entre el Estado y el sector asociativo del barrio por la tenencia de hecho de los lugares donde desarrollan las actividades culturales.

Se puede consultar el proyecto y profundizar la información en los siguientes enlaces:

▪ Proyecto: https://www.estacionprovincial.com.ar/proyecto/

▪ Convocatoria: https://www.estacionprovincial.com.ar/convocatoria/

Museos nacionales

El Ministerio de Cultura de la Nación tomó este tipo de trabajos «virtuales» como forma de romper la distancia que nos aleja físicamente de los museos o centros culturales. La semana pasada presentó en formato libro (papel o digital) el acceso al patrimonio fotográfico de los museos nacionales, que incluye cerca de cincuenta mil piezas.

De los veintiséis museos nacionales, veinticuatro poseen fotografías. Para qué conservar fotografías y en qué reside su importancia son algunas de las preguntas que atraviesan este libro, que pone a disposición valiosas colecciones de imágenes que componen nuestras memorias colectivas.

La Fotografía en los museos nacionales. Guía para su difusión y acceso. Tomo I está disponible en las bibliotecas y archivos de todos los museos nacionales y otras bibliotecas públicas del país. También cuenta con una versión digital que se puede leer y descargar del siguiente link: https://www.cultura.gob.ar/la-fotografia-en-los-museos-nacionales-10419/. Además, se espera un segundo tomo para completar este trabajo de investigación realizado desde la Secretaría de Patrimonio Cultural.

El proyecto es cogestionado por la Dirección Nacional de Gestión Patrimonial y la Dirección Nacional de Museos, que trabajan sinérgicamente en ampliar el acceso público de los museos, sus colecciones y sus archivos, así como a otros bienes comunes entendidos como parte del patrimonio.

El proyecto nace haciéndose eco de una gran demanda por parte de investigadores, artistas de diversas disciplinas y público en general. Propone generar un instrumento de divulgación que permita la localización, la identificación y el acceso al patrimonio fotográfico documental en los museos nacionales que custodian estos singulares acervos culturales.

La guía funciona como un directorio que brinda información acerca de la localización y características principales de las colecciones.

https://www.cultura.gob.ar/la-fotografia-en-los-museos-nacionales-10419/

La UNESCO también

El Informe Mundial sobre los museos 2021 de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) describe las medidas adoptadas por los museos, entre las que se encuentran las campañas de sensibilización y el refuerzo de los protocolos de seguridad. Constata una importante reducción de la financiación pública, que en algunos casos llega al 40 %, y que afecta a casi la mitad de los museos de los Estados que respondieron a la encuesta.

Esto es alarmante, ya que los cierres prolongados y la fuerte caída de la asistencia y los ingresos que conllevan repercuten en el sector museístico en su conjunto, dificultando el mantenimiento de los esfuerzos para conservar las colecciones, garantizar su seguridad y fomentar las relaciones con el público y las comunidades locales.

En 2020, los museos permanecieron cerrados una media de 155 días, y desde principios de 2021 muchos de ellos han tenido que volver a cerrar sus puertas, lo que ha provocado, en promedio, un descenso del 70 % en la asistencia en comparación con 2019.

El informe incluye recomendaciones, entre las que destacan la de aplicar una política de digitalización a gran escala para inventariar las colecciones, así como la toma de medidas de apoyo a la educación, la formación y la investigación.

La cultura digital

Lo nuevo de la cultura digital es aquello que varió de la cultura, que cambió con la utilización de la tecnología digital, las formas de producir y de difundir cultura, de los procesos de producción del arte (en sus más variadas disciplinas), en las formas de conocerlo (experimentar nuevas obras de arte) y en la forma en las que llegamos a ellas.

No olvidemos que el intercambio y el diálogo vía tecnología digital e internet provoca una ruptura con los espacios legitimados del saber. Lo que está claro que cambió, con la digitalización, es la forma de producir arte, la de presentarla y también la de interactuar con ella.

En una sociedad caracterizada por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación digitales, en todos los ámbitos, internet se ha convertido en un medio esencial para la difusión del patrimonio cultural. La intervención y participación de los usuarios digitales (y no solo de las instituciones), que además de recibir también producen y comparten sus propios contenidos, puede convertir a cualquier ciudadano en protagonista para la difusión, defensa y conservación de nuestro patrimonio cultural inmaterial.

A esta alternativa que propone la virtualidad, la necesidad de preservar y documentar el acervo patrimonial, se asocia el concepto de rescate y salvaguarda del patrimonio inmaterial. La elección de las fotografías como objeto símbolo no es aleatorio, su valor documental es indiscutible.

Las nuevas narrativas vuelven a colocar la imagen (ahora digital) en el centro de la escena: fotografías de momentos felices, de momentos íntimos, subidas y compartidas al instante en el espacio, simultáneamente conectadas e interconectadas a través de las redes sociales en línea.

La participación en estas redes permite restaurar y difundir la memoria, estrechar lazos entre diferentes actores sociales que aportan información y experiencias, y componer un universo dinámico de participación colectiva, revalorizando el patrimonio tangible e intangible de la institución y salvaguardando su memoria oral. Estas narraciones de valor patrimonial, luego plasmadas en un sitio web, brindan a la comunidad la oportunidad de convertirse en artífices de la historia.

(Extractos de investigación y trabajos propios realizados en el marco de la Especialización en Comunicación Digital, Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Universidad Nacional de La Plata).

* Periodista y licenciada en Comunicación Social, especialista en Comunicación Digital (UNLP).