Tras la confirmación del gobierno argentino para comenzar su propia producción nacional de las vacunas Sputnik V, el primer lote de elaboración local fue recibido en Rusia para iniciar la prueba de calidad. El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia recibió un total aproximado de 21.000 dosis elaboradas en Argentina por el laboratorio local Richmond.

Fue a través de un encuentro virtual entre la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y el centro Gamaleya que se confirmó la recepción del lote para su verificación.

Tras el lanzamiento del fideicomiso por 70 millones de dólares destinado a financiar el proyecto, Laboratorios Richmond será el encargado de producir la vacuna en territorio nacional a partir de la sustancia activa que fabrica el Gamaleya. De esta manera, Argentina se convierte en el primer país de Latinoamérica con elaboración propia de la vacuna rusa.

El titular de Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, informó que la producción será «para el Estado argentino» mientras se extienda la pandemia. «En principio son para el Estado argentino, mientras dure esta pandemia. Después tendremos que formalizar el resto de los contratos para cuando se termine la fase productiva», indicó en declaraciones a Radio Con Vos.

Vale recordar que Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar de manera oficial la vacuna Sputnik V a través de una autorización de uso de emergencia, y comenzó a aplicarla en la población el 29 de diciembre de 2020; actualmente, ya está registrada en sesenta países.

«Esto es un reconocimiento a nuestro sector científico y tecnológico, a la potencia de nuestra industria, a la capacidad de un empresariado nacional comprometido con el futuro del país y a la audacia de un presidente que supo priorizar la salud de todos los argentinos y argentinas», expresó la asesora presidencial Cecilia Nicolini, desde Moscú, tras sellarse el acuerdo para la elaboración local de la vacuna.

«Esto no fue casualidad: responde a la voluntad política de impulsar a la industria y de apoyar el desarrollo científico y tecnológico del país; a un Estado presente que aporta asesoramiento técnico y financiamiento. Y eso ocurrió con Richmond», destacó, por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En tanto, el primer lote ya está siendo analizado por el instituto Gamaleya. El siguiente paso implica la importación del antígeno desde Rusia para su posterior envasado en nuestro país. En caso de cumplirse los tiempos estipulados, la compañía estima que la producción a escala comenzará en junio.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud informó este miércoles que comenzó una nueva tanda de distribución de vacunas a todo el país. Se trata de 654.000 dosis de la Sputnik V, recientemente llegadas.