El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, destacó hoy la sanción por parte del Senado bonaerense de los dos proyectos de ley que había enviado el Ejecutivo con el foco en apuntar a la ayuda económica para generar empleo y mejorar los ingresos, y en el marco del Programa de Recuperación Productiva impulsado por el gobierno de Axel Kicillof. Se trata del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos y de Regularización de Deudas Impositivas. 

«Se aprobaron las moratorias que impulsó Axel Kicillof para ayudar a los contribuyentes de la Provincia y apuntalar la recuperación productiva. Agradecemos a todxs lxs legisladorxs que trabajaron en estas medidas, en esta situación extraordinaria que estamos viviendo», expresó Girard.

Las dos iniciativas del Ejecutivo bonaerense contemplan la puesta en marcha de un Régimen Simplificado de Ingresos Brutos, por un lado, y por otro dos nuevos planes de pago para regularizar deudas con quita de intereses, destinados a contribuyentes y empresas afectadas por la pandemia. Las medidas a instrumentar por ARBA beneficiarán a un millón de monotributistas, tres millones de contribuyentes y 3.800 empresas, en su mayoría pymes de la provincia.

En primer lugar, la reforma fiscal en Ingresos Brutos establece un régimen simplificado que beneficiará a alrededor de un millón de monotributistas bonaerenses, a quienes, una vez implementado el programa, ARBA ya no les aplicará retenciones como pago a cuenta del tributo. Asimismo, dejarán de presentar declaraciones juradas mensuales.

A su vez, con este sistema las y los contribuyentes alcanzados solo deberán pagar una cuota fija mensual, según su categoría en el monotributo. De esta manera, al abonar el monotributo estarán pagando en el mismo acto la cuota correspondiente de Ingresos Brutos.

En segundo término, la moratoria para la regularización de deudas que se acarrean desde 2020 contiene dos programas. El primero de los planes se centrará en los tributos patrimoniales y abarcará deudas devengadas o vencidas durante 2020 de los impuestos Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas. Con este programa, más de tres millones de contribuyentes podrán ponerse al día. La financiación incluirá como principal beneficio la condonación de multas, intereses y recargos.

Las quitas serán segmentadas, en función de la capacidad de pago del contribuyente, lo que implica que recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados (micro y pequeñas empresas, cooperativas, personas de bajo patrimonio y quienes realizan actividades en rubros particularmente perjudicados por la pandemia). Las condonaciones llegarán al 100 % de intereses y multas para los más afectados, y desde el 10 al 90 % para el resto, dependiendo de la situación del contribuyente y del momento de acogimiento.

El segundo de los planes de regularización se orientará a agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos, beneficiando alrededor de 3.800 empresas, en su mayoría pymes. Abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá la condonación de multas, intereses y recargos, que estará segmentada según el tamaño del contribuyente.

De esa manera, los mayores beneficios se destinarán a las micro, pequeñas y medianas empresas. En concreto, la quita para microempresas será del 90 %; para las pequeñas, 80 %; medianas, 70 %; en tanto que para el resto será del 10 %.