La Cámara Federal de Casación Penal ordenó este miércoles el traslado inmediato de la causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri a los tribunales de Comodoro Py, tras anular una decisión de la Cámara de Apelaciones de La Plata por «exceso de competencia». 

En La Plata, la Justicia había rechazado un recurso interpuesto por Darío Nieto, ex secretario privado de Mauricio Macri, quien había pedido la nulidad del proceso de secuestro y análisis de la información contenida en sus teléfonos. 

Lo curioso es que en uno de esos teléfonos aparece mencionado uno de los jueces firmantes de la resolución de Casación que plantea el pase a Comodoro Py: Mariano Borinsky. Se supo en las últimas semanas por una investigación de El Destape que ese juez del tribunal, cuyo voto fue coincidente con el de Javier Carbajo, realizó varias visitas a Macri en Olivos y por eso había sido recusado en esta causa, aunque él mismo rechazó esos planteos. Ángela Ledesma, la magistrada que completa el tribunal, votó en disidencia con sus colegas. 

Luego de conocerse la noticia, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, realizó una presentación a través de su abogado, Carlos Beraldi, para evitar que se concrete la decisión. 

El secretario del expresidente había pedido que se anulase la decisión de revisar y recabar información de sus teléfonos, pero el recurso fue rechazado por la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata, que revisa las decisiones del juzgado que conduce Juan Pablo Augé en Lomas de Zamora.

Ahora, con los votos de Carbajo y Borinsky, la Cámara decidió trasladar definitivamente la causa a Comodoro Py, estrategia buscada desde que comenzó la investigación por los acusados, entre ellos, Darío Nieto; los ex titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani; agentes de ese organismo y del Servicio Penitenciario Federal. 

Mariano Borinsky quedó envuelto en un escándalo tras la revelación de unas quince visitas a Mauricio Macri en su residencia de Olivos mientras al mismo tiempo resolvía sobre causas que perjudicaron a dirigentes políticos opositores. Otro camarista, Gustavo Hornos, realizó también varias visitas al expresidente, y ambos magistrados tienen en este momento denuncias en el Consejo de la Magistratura por los hechos.