El presidente Alberto Fernández anunció el pago de un bono de 6.500 pesos durante tres meses para el personal de salud abocado a la pandemia, que alcanzará a 740.000 personas. Lo hizo este mediodía durante un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, donde también adelantó una inversión de 10.155 millones de pesos para reforzar el sistema de salud ante la segunda ola de covid-19.

Durante su discurso, aunque no lo nombró, el mandatario le apuntó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, luego del fallo del domingo de la Cámara de Apelaciones porteña que ordenó la presencialidad escolar en esa jurisdicción, tal como buscaba el dirigente macrista, y contra lo establecido por el DNU 241/21 del gobierno nacional para retomar las clases virtuales durante quince días con el fin de aminorar la circulación del virus y aliviar al sistema de salud.

«No hagamos política con la pandemia», planteó Fernández. «Mi única preocupación es cuidar la salud de los argentinos. Es lo único que me impulsa en las políticas que tomo. Que se carguen en su conciencia los que actúan de otro modo», añadió, en alusión a las maniobras de Larreta.

«Es importante que el personal docente esté vacunado, CABA solo vacunó al 14 %. Entendamos que estamos en riesgo y que el virus contagia a cualquiera», remarcó el mandatario, quien reiteró que sus decisiones responden a lo que dicen los científicos y que el AMBA es el epicentro de los contagios de esta segunda ola. 

Con respecto al pago del bono, el jefe de Estado aseguró que se sumaron 100.000 trabajadores que no estaban incluidos en 2020. Además, puntualizó que la inversión de 10.155 millones de pesos para ampliar la Red de Emergencia Sanitaria Federal abarca 134 nuevas obras e intervenciones que permitirán incorporar 1.415 nuevas camas para la segunda ola de covid-19 declarada en el país ante el incremento récord de los casos. 

Kicillof: «Preferimos ser antipáticos con algunos que hacer política con la vida y con la muerte»

Del acto también participó de forma remota el gobernador bonaerense Axel Kicillof, quien destacó las medidas de inversión en el sistema de salud y también cargó contra Larreta por impulsar las clases presenciales a pesar de la exponencial suba de casos de covid en el conurbano y CABA. 

«Algunos están en campaña electoral, nosotros estamos en campaña de cuidado, sanitaria y de vacunación, porque la situación así nos lo exige», comenzó Kicillof. «Recurrir a la Justicia, y sobre todo cuando está fuera de jurisdicción, es la peor de las respuestas», prosiguió.

Kicillof remarcó que la provincia adhirió al DNU 241/21 para restringir la circulación y evitar el colapso del sistema sanitario, que se encuentra al límite de sus capacidad en el AMBA. En esta zona del país hay un 95 % de ocupación de las camas de terapia intensiva y el 64 % corresponde a casos de covid, según un informe de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva.

Acto seguido, Kicillof consideró «repugnante» el uso de la Justicia para «perjudicar a los que tienen que ser cuidados». «Preferimos ser antipáticos con algunos que ser absolutamente irresponsables y hacer política con la vida y con la muerte», concluyó el gobernador bonaerense.