En medio de la avanzada antirrestricciones iniciada esta semana por la coalición Juntos por el Cambio, la Justicia decidió poner la lupa sobre Mauricio Macri por instigar a los intendentes bonaerenses a no acatar las normativas dispuestas por el gobierno en el marco de la segunda ola de covid-19. El fiscal Javier Ignacio Baños decidió presentar una denuncia contra el expresidente por llamar a «violar medidas para impedir la propagación de una pandemia».

«Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo», expresó Macri en su cuenta de Twitter tras los anuncios de Alberto Fernández para establecer tanto la reducción de la circulación nocturna como el retorno a las clases virtuales, entre otros puntos.

La gravedad de la expresión hacia figuras claves como los intendentes del AMBA por parte de un referente de la magnitud de Macri fue tomada por Baños (titular de la Unidad Funcional de Juicio y Flagrancia N° 1 del Departamento Judicial de Morón) como mérito suficiente para iniciar acciones legales.

«Debido a la naturaleza de los delitos que se denuncian, al daño irreparable que podrían ocasionar y a la gravedad institucional que ello implicaría, solicito que se investigue la posible comisión de los injustos que se produzcan como consecuencia de los irresponsables actos realizados por el ex presidente de la Nación», expresa Baños en el documento presentado ante la Fiscalía General de Morón.

La presentación judicial aclara que las figuras de violación de medidas para impedir la propagación de una epidemia, instigación a cometer delitos y desobediencia son las figuras que ahora se le adjudican a Macri. Según el artículo 205 del Código Penal, «será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia».

Cabe recordar que Macri realizó su declaración un día después de que Alberto Fernández anunciara la serie de medidas de restricción que comenzaron a regir esta semana, en el marco del avance de la segunda ola de contagios de covid. En esa misma sintonía, fueron varios los referentes de Juntos por el Cambio que llevaron adelante diversas manifestaciones de rechazo a las disposiciones oficiales.

Tal fue el caso de la diputada bonaerense Carolina Píparo, quien participó de una protesta en la ciudad de La Plata para reclamar la continuación de las clases presenciales en los colegios. La expresión de Píparo representó un gesto de fogoneo en un momento donde, por ejemplo, un establecimiento educativo de la capital bonaerense se declaró «en rebeldía» y decidió no acatar las medidas.