El gobierno de la provincia de Buenos Aires avanza con políticas de reinserción social para la población carcelaria, esta vez en coordinación con el sistema universitario. En este caso, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos bonaerense firmó un nuevo convenio con el Consejo Provincial de Coordinación con el Sistema Universitario y Científico, con el objetivo de elaborar programas de acceso a la educación y el trabajo en el marco pospenitenciario.

El acuerdo quedó sellado con las firmas del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y de la diputada bonaerense del Frente de Todos y titular del Consejo, Florencia Saintout, quienes mantuvieron una reunión este jueves. Allí, como parte del convenio, se hicieron presentes para firmar la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, Andrea Varela, y el titular del Patronato de Liberados, Aníbal Hnatiuk.

Según lo acordado, el organismo conducido por Saintout aportará «conocimiento científico para el desarrollo de políticas de asistencia post penitenciaria». Por su parte, la casa de estudios de la UNLP se comprometió a acercar toda información referida a las políticas de la Universidad en materia de inserción social, con especial atención en el derecho a la educación.

Al mismo tiempo, la propuesta plantea la formación de profesionales y trabajadores de los organismos intervinientes en problemáticas penitenciarias y pospenitenciarias.

Cabe remarcar que la Facultad de Periodismo de la UNLP mantiene desde hace años programas educativos en instituciones de encierro. En diciembre del año pasado, incluso, en la Unidad Penitenciaria N° 31 de Florencio Varela entregó material pedagógico (cuadernillos, libros y apuntes) y elementos de limpieza para el pabellón estudiantil. La actividad formó parte de las acciones de reconstrucción del Centro Universitario incendiado a fines de octubre.

Esta nueva medida, en tanto, se da en el marco del programa Más Trabajo Menos Reincidencia, lanzado en mayo de 2020. Se trata de una propuesta intersectorial concebida entre el gobierno nacional, el provincial y los municipios, con la participación de la Iglesia y organizaciones sociales, con el fin de lograr que los internos cuenten con la formación que permita su inclusión laboral y disminuir sensiblemente los niveles de reincidencia.

Como parte del programa, en diciembre del año pasado también se firmó un convenio de colaboración y asistencia entre Provincia, la parroquia San Juan Bosco y la Cooperativa de Trabajo San José Limitada. En su momento, la iniciativa tuvo el objetivo de otorgar subsidios a estas instituciones para adquirir y acondicionar espacios que serán para la contención de privados de libertad.