El mandatario bonaerense Axel Kicillof se refirió al duro escenario epidemiológico en pleno rebrote de covid-19 en el país, siendo la provincia de Buenos Aires la más castigada, y lanzó nuevas restricciones para atender la situación. «No hay sistema que aguante si no se toman medidas», sostuvo.

A un día de los anuncios de Alberto Fernández y en medio de los cuestionamientos de la oposición, Kicillof defendió las nuevas medidas dictadas por el presidente. «Se ha dicho mucho sobre las restricciones. No está en juego una abstracta libertad individual. Hay una grave crisis ocasionada por la pandemia y en este caso lo que juegan son los derechos», señaló, y agregó: «Yo hago la pregunta al revés: ¿quién tiene derecho a no cuidarse y contagiar al otro? No tiene ni sentido común».

Kicillof advirtió que «la situación cambió violentamente» y aseguró que «no es una ola, es un tsunami». En ese sentido, explicó que «pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6.000 la semana pasada, y a un récord de 10.000 casos. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud».

En este marco, el gobernador aseguró que hoy «corremos el peligro de que se sature el sistema sanitario», por lo que se refirió a la ciudad de La Plata y al Hospital San Martín, con el 90 % de la capacidad ocupada. «Hay que parar los contagios. No hay sistema que aguante si no se toman medidas», dijo, y agregó que «es un espanto lo que está pasando en el uso de terapias intensivas».

En un año electoral, Kicillof remarcó que su gestión no está en campaña electoral sino «en campaña de vacunación», y que las nuevas medidas buscan frenar la circulación mientras se avanza en el «primer hito» de inoculación: «inmunizar a la totalidad de los trabajadores de la salud, a la mitad del personal de educación, a todos los inscriptos mayores de 70 y de entre 60 y 70 con enfermedades preexistentes».

«Con eso cubierto, con aquellos que más necesitan inmunidad, esta segunda ola será mucho más sencilla de abordar», analizó, y finalizó: «No podemos descuidarnos ahora. Vale la pena más que antes cuidarse en medio del proceso de vacunación».

Las medidas

«Vamos a acatar las medidas dictadas ayer por Alberto Fernández y vamos a adaptar las medidas a como veníamos trabajando en el sistema de fases», sostuvo el gobernador.

En este sistema de fases, aquellos que se encuentran en fase 5 van a tener restricción horaria entre las 2:00 y las 6:00; los municipios en fase 4, entre las 0:00 y las 6:00, y los municipios en fase 3, de 23:00 a 6:00, prohibición de circular entre las 0:00 y las 6:00 y cierre de comercios en general entre las 20:00 y las 6:00.

«El resto de las restricciones van a respetar todo lo que planteó ayer Alberto Fernández y vamos a invitar a los municipios, además, a que liberen los estacionamientos», sostuvo.

En cuanto a las medidas económicas, explicó que «el programa Preservar Trabajo continúa vigente, los créditos del Banco Provincia, y hemos presentado una muy extensa moratoria para los sectores que más sufrieron».