La segunda ola es una realidad. Este martes fue el día de mayor cantidad de contagios desde el inicio de la pandemia (20.870), según informó el Ministerio de Salud. En este marco, el gobierno nacional prepara una serie de medidas, junto con Provincia y CABA, para mitigar el acelerado y persistente aumento de contagios. Ayer por la tarde, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió en la Casa Rosada -al igual que el lunes- a sus pares de CABA, Felipe Miguel, y de Provincia, Carlos Bianco, con quienes estudió las medidas que se aplicarán en el AMBA.

Restricciones de la circulación y uso del transporte público; de las actividades masivas, sociales y recreativas; y el cierre de la nocturnidad son los ejes sobre los que trabajan las autoridades, según se informó oficialmente. El punto de acuerdo es la continuidad de la presencialidad en las escuelas y de la actividad económica.

Sin embargo, tras la reunión la tensión creció por los cruces entre oficialismo y oposición sobre cómo encarar las disposiciones ante la segunda ola. La mesa nacional de Juntos por el Cambio rechazó de plano nuevas restricciones. «Consideramos que volver a dejar a los ciudadanos sin educación, sin trabajo y sin libertad no soluciona el fracaso del plan vacunatorio. Ya probamos la cuarentena eterna», tuiteó la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

Rápidamente, Cafiero y el gobernador Axel Kicillof salieron al cruce de las declaraciones de la ex ministra de Seguridad a través de la misma red social. «Acabo de leer el comunicado de Juntos por el Cambio que rechaza toda medida de cuidado. Confieso que pensé que ya nada podía sorprenderme del macrismo», afirmó el mandatario bonaerense. «Ante el crecimiento de los casos, las segundas olas y las nuevas cepas, en todos los países se han tomado medidas de este tipo, y aun más estrictas. En general, las oposiciones políticas acompañaron las medidas de esos países», objetó Kicillof. Y agregó: «No sé si existe otro caso de tanta irresponsabilidad y oportunismo. Además, cuánta hipocresía. Intendentes y gobernadores de JxC tomaron ya medidas restrictivas: Mendoza, Olavarría, La Plata y otros. En particular, Cornejo, mendocino, firma el vergonzoso comunicado».

«Nosotros trabajamos para cuidar a los argentinos y las argentinas, y en la coordinación diaria dialogamos con varios de los dirigentes que integran esa mesa. Generen propuestas, no chicanas», escribió por su parte el jefe de Gabinete.

La posición de la alianza opositora, reacia a las restricciones, se dio en un día signado por el avance de la pandemia. Además de haber sido la jornada con mayor cantidad de contagios, en la última semana la cantidad de departamentos en «alto riesgo» epidemiológico en todo el país pasó de 48 a 85. En total, estos municipios abarcan a 25 millones de personas, según un informe del Ministerio de Salud sobre la evolución del riesgo epidemiológico difundido hoy.

Las largas colas de personas para hisoparse en hospitales públicos porteños y bonaerenses y los colapsos en los sistemas sanitarios demuestran la gravedad de la situación. Por caso, el intendente del municipio de Escobar, Ariel Sujarchuk, aseguró ayer que la situación de los contagios de covid-19 en ese distrito del conurbano «es compleja», y sostuvo que el sistema municipal «está al borde del colapso».

Las advertencias también provinieron de expertos en salud del sistema privado. El presidente de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, sostuvo que en ese sector «la ocupación de terapia intensiva es del 90 por ciento». Y advirtió: «No estamos logrando transmitir la gravedad de lo que está pasando».

Ante esta situación, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, adelantó este martes en conferencia de prensa que «se terminarán de consensuar las medidas que se van a implementar», y afirmó que se tratará de iniciativas «localizadas y transitorias, sin impactar en medidas productivas comerciales y acciones de esparcimiento que no son fuente de infección, y tratando de impactar lo menos posible en la educación y la presencialidad».

Provincia llamó a extremar cuidados mientras se avanza con el plan de vacunación

Desde el gobierno bonaerense hicieron especial énfasis en extremar los cuidados y destacaron el plan de vacunación. «Estamos frente a una situación muy difícil: la semana pasada fue la que más casos registró desde marzo de 2020 y en simultáneo tenemos la circulación más alta desde el inicio de la pandemia. Si seguimos así, no hay nada que indique el descenso de los casos», alertó el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak. 

«La campaña de vacunación es un éxito en la provincia de Buenos Aires. Ya pasamos el millón y medio de dosis aplicadas y tenemos miles de turnos entregados para esta semana. Necesitamos tiempo para vacunar y esperar el efecto, porque la vacuna funciona», concluyó Kreplak.

Esta semana se aceleró la vacunación de los 5.403.472 inscriptos en la provincia, según informó su Ministerio de Salud. El domingo fueron enviados más de 300.000 turnos, que se suman a los 150.000 otorgados la semana pasada y alcanzan así las 450.000 personas que fueron citadas para inmunizarse contra la covid-19 entre el lunes y el viernes.