A través de la Disposición 4/2021 publicada hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Desarrollo Productivo reglamentó el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica, un procedimiento que establece que las grandes empresas de los sectores de comercio y de la industria -en sus eslabones de comercialización de productos, distribuidores y comercializadores- deberán informar los precios, cantidades producidas o vendidas y stock disponible de la totalidad de sus productos.

Será la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno, que depende de la Secretaría de Comercio Interior, la autoridad de aplicación. Por otro lado, las empresas tendrán tiempo entre el 1° y el 10 de abril para realizar la primera presentación de la información. De no cumplir con la normativa, recibirán las sanciones previstas en la Ley de Abastecimiento Nº 20.680.

La disposición determinó cómo será el procedimiento que harán las empresas para cargar los datos de precios y cantidades vendidas de bienes finales e intermedios. También indicó qué sectores quedaron incluidos en el SIPRE. «Las empresas deberán informar mensualmente bajo declaración jurada los precios de venta vigentes y cantidades vendidas de los productos de los rubros de alimentos, bebidas, perfumería, limpieza e higiene personal, insumos de uso difundido, electrodomésticos, muebles y alimentos para animales», sostuvo la disposición.

De acuerdo con el texto oficial, las empresas deberán completar una serie de campos a través de una aplicación web: tipo de producto, marca, presentación del modelo, unidad de medida de presentación, precio unitario de lista sin IVA ni bonificaciones, precio unitario con IVA sin bonificaciones, cantidades vendidas, stock disponible y precio unitario con IVA con bonificaciones.

Con esta medida el gobierno busca controlar la inflación, uno de los principales objetivos en materia económica. Sobre todo por lo adverso que se presenta el panorama. En el primer bimestre, la suba de precios alcanzó un 7,8 %, de manera que para cumplir con la meta inflacionaria que planteó el ministro de Economía Martín Guzmán, del 29 %, la inflación mensual de ahora en adelante no debería superar el 1,9 %.

Tras conocerse la creación del SIPRE, los grandes industriales cuestionaron la medida por implicar mayor intervención estatal. Así se expresaron la Unión Industrial Argentina, la Asociación Empresaria Argentina (AEA), el Foro de Convergencia Empresarial (FCE), Copal y la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). Según estos empresarios, al SIPRE se suman las derivaciones que tomó el proyecto de reforma de la ley de impuesto a las ganancias, por el costo adicional que supone.

Ante las críticas, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que «no hay ningún avance sobre las empresas, solo solicitamos información básica. No preguntamos por rentabilidad, solo información para que no falte nada. Es un sistema de monitoreo de precios y abastecimiento que se extiende a las industrias y empresas grandes. Es una herramienta más para monitorear faltantes y precios y evitar avivadas».

El SIPRE fue creado por medio de la Resolución N° 237 del 15 de marzo, con el objetivo de «disponer de información cierta y actualizada que permita identificar y caracterizar las diversas problemáticas de los sectores económicos implicados en la producción, distribución y comercialización de bienes finales e insumos con mayor impacto en la población».