El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, adelantó que en los próximos días comenzará a funcionar un nuevo control sanitario en el Aeropuerto de Ezeiza para aquellas personas que provengan del exterior. Consistirá en la realización de un test PCR obligatorio, debido a la falsificación de estos test en otros países con los que se ingresa al país, advirtió el funcionario.

“Se están falsificando los PCR, lo cual es gravísimo y pone en riesgo no solo a la persona sino al conjunto de gente que viajó en el avión, porque ya no es una persona sino 30 o 40 personas”, alertó Gollan durante una conferencia de prensa que dio en La Plata. “Ya no se puede creer en los PCR que vienen de afuera. Esto pasa en Europa también. Se venden los PCR para viajar”, señaló el ministro.

Los nuevos controles que propuso el gobierno de Buenos Aires al Consejo Federal de Salud (Cofesa) se harán organizados por los gobiernos nacional, bonaerense y porteño, antes de que los residentes pasen a Migraciones. “Vamos a colocar un control más para quienes ingresen al país. Pero no estará afuera del aeropuerto porque mucha gente agarra su bolso y se va y no pasa. Vamos a plantear que esté antes de Migraciones”, señaló Gollan.

La medida será comunicada por el gobierno nacional “en las próximas horas”, dijo Gollan, ya que forma parte de las decisiones de esa gestión.

El sobresalto proviene de una serie de hechos. Por un lado, ante las nuevas cepas de covid-19 que circulan en otros países, como el caso de la Manaos en Brasil. El domingo, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, había remarcado que “sanitariamente hay que tener cuidado con Brasil, hay que reducir al mínimo posible los intercambios, no es momento para irse de vacaciones a Brasil”, reparó.

En este marco, Gollan indicó que la provincia «está preocupada por las cepas del coronavirus que hay en otros países, como la Manaos», y agregó que se hará todo lo posible para restringir su ingreso.

Por otro lado, la semana pasada un contingente de jóvenes que habían viajado a México volvieron infectados, a pesar de que sus certificados de salud indicaban lo contrario. La Provincia debió aplicar los protocolos para aislarlos, ya que la mayoría eran bonaerenses.

Por último, otro punto en el que se detuvo Gollan fue el aumento de casos en las últimas dos semanas en la provincia, sobre todo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Si bien el nivel de camas de terapia intensiva se mantiene estable, subrayó que “es necesario recordar que el aumento de casos repercute hasta dos y tres semanas después en el sistema sanitario. No es grave, sí es una alerta”.

En las últimas dos semanas, el promedio diario de casos confirmados en la provincia pasó de 2325 a 2763; de estos últimos, 2139 corresponden al AMBA. “El crecimiento es a expensas del AMBA”, afirmó Gollan y señaló su preocupación para que ese aumento no se traslade al interior bonaerense, donde “sigue una situación de mejoría”.