Continúan los incendios forestales en la Comarca Andina –provincias de Chubut y Río Negro–, que se encuentran contenidos pero no apagados, afirmó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié. Para dar solución a los afectados, los gobiernos nacional, el chubutense y los municipios de la zona conformaron hoy un Comité de Contención.

Como saldo del avance del fuego, en la noche del jueves fue encontrado muerto un poblador rural y otras tres personas heridas con quemaduras. El hallazgo se produjo a unos 15 kilómetros de la localidad de El Maitén (noroeste del Chubut), informó el comisario general Miguel Gómez.

Actualmente en Chubut hay tres focos activos: en Tehuelches (Solís) y en Cushamen (Cerro Radal y Las Golondrinas). Mientras, fueron controlados otros focos en Cushamen (Cholila y Las Pataguas) y en Futaleufú (Población Carril y El Comisario), a la vez que el de Cushamen (El Blanco) está extinguido, informó el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En la Comarca Andina trabajan 112 brigadistas de incendios forestales convocados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, con el apoyo de cuatro autobombas, trece pick up, una camioneta trafic, tres aviones y un helicóptero, que operan de acuerdo con las condiciones meteorológicas.

https://twitter.com/wadodecorrido/status/1370366149951639552?s=20

El ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, anunció que se destinarán «200 millones de pesos en concepto de aportes del Tesoro Nacional a las tareas de contención y asistencia de las comunidades afectadas por los incendios en la Comarca Andina, y a la reconstrucción de las localidades afectadas».

Cabandié se encuentra en Chubut desde el miércoles para coordinar las tareas de mitigación del fuego. Ayer presentó una denuncia penal en el Juzgado Federal de Esquel para que se identifique y castigue a los responsables de los incendios. La investigación la lleva adelante el fiscal general de Esquel, Carlos Díaz Mayer, y se encuentra en la etapa previa de recolección de pruebas y testimonios.

La denuncia responde a la «intencionalidad manifiesta» para provocar los incendios, que generaron un ecocidio, afirmó Cabandié. Lo explicó a partir de «la simultaneidad en el inicio de los incendios en siete localidades, las que en un lapso de tres horas tuvieron fuego», y consideró que se evidencia que la situación es «muy planificada». El funcionario informó que llegó a la zona afectada un cuerpo de peritos de la Policía Federal Argentina solicitado por la Justicia «para que haga un relevamiento y pueda detectar material combustible, lo que daría cuenta de la intencionalidad de los focos ígneos».

Los intendentes locales también abonaron a la idea de la intencionalidad de los incendios. «Los dos focos que tuvimos acá fueron intencionales. No tengo ninguna duda porque uno arrancó en una alcantarilla y otro en un pinar cercano, casi en simultáneo, sin que existiera ni rayo, ni tormenta eléctrica ni nada», dijo a Télam Silvio Boudargham, intendente de Cholila (Chubut).

Vale remarcar que el 95 % de los incendios forestales son producidos por la mano del hombre, según un informe del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR). 

El año 2020 estuvo signado por el avance de múltiples focos de incendio en zonas rurales y boscosas. En particular, se produjeron en catorce provincias, donde hubo 49 focos, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Las provincias más afectadas fueron Jujuy y Córdoba.

Los constantes incendios y la especulación de empresarios de la soja e inmobiliarios para quemar campos que luego sirvan para sus negocios tuvo respuesta en el Congreso. La Ley de Manejo del Fuego, modificada el 4 de diciembre de 2020, cuando el Senado sancionó el proyecto del presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, protege los ecosistemas de los incendios accidentales o intencionales y prohíbe la venta de terrenos incendiados en plazos de entre treinta y sesenta años con el fin de evitar prácticas especulativas para emprendimientos inmobiliarios. Por lo tanto, los bosques que se quemaron no podrán ser vendidos.