En un nuevo avance del plan del oficialismo para impulsar el uso de cannabis con fines medicinales, el gobierno reglamentó este viernes la puesta en marcha del Sistema de Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), por el cual se podrá acceder a la autorización para el autocultivo de la planta. Esta nueva iniciativa quedó sellada a través de la Resolución 800/2021 del Ministerio de Salud de la Nación, que además derogó la Resolución Ministerial 1537 de 2017, que imponía condiciones más restrictivas.

La medida permitirá el registro para que los usuarios se encuentren autorizados tanto a cultivar por sí mismos como a acceder a través de otros cultivadores u organizaciones civiles autorizadas. Además, habilitará la venta en farmacias de aceites con el objetivo de fomentar «el acceso seguro, informado y con el debido acompañamiento médico a productos derivados de la planta del cannabis».

De un modo u otro, según la nueva directiva, el Reprocann «registrará a los usuarios y usuarias que acceden a la planta de cannabis y sus derivados, como tratamiento medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, a través del cultivo controlado». Quienes deseen registrarse podrán hacerlo a través de sí mismos o de un representante.

La inscripción debe realizarse en https://reprocann.salud.gob.ar y es condición excluyente contar con indicación médica de uso de cannabis y sus derivados. En ese sentido, la resolución detalla que se autorizará el cultivo de entre una y nueve plantas florecidas, en hasta seis metros cuadrados en interior (en el exterior no estará permitido cultivar) y se pueden transportar entre uno y seis frascos de 30 mililitros o hasta 40 gramos de flores secas.

Cabe recordar que en noviembre de 2020 fue el Decreto 883/2020 del Poder Ejecutivo el que estableció una nueva reglamentación de la Ley N° 27.350, de «Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados». Entonces, el gobierno amplió los alcances de la ley y dio por tierra las restricciones instauradas durante el macrismo, como las marcadas en el Decreto 738 de 2017.

«Esta Resolución presenta desafíos y oportunidades de mejora, en especial en lo que refiere a las condiciones de acceso al cultivo y la necesidad de formación de médicas y médicos para indicar cannabis», expresaron desde la ONG Mamá Cultiva, en relación con la nueva iniciativa del gobierno.

«En este sentido, destacamos que tenemos mucho que aportar, ya que somos las organizaciones y personas que cultivamos de manera solidaria quienes venimos dando respuesta a la demanda de la sociedad por el acceso justo e inclusivo a la planta, mediante el autocultivo, el cultivo solidario y el cultivo en red», destacaron a través de un comunicado.

Vale recordar que uno de los puntos que más se destacaron del discurso de Alberto Fernández durante la apertura de sesiones legislativas 2021 fue el vinculado al envío al Congreso de un proyecto de ley para promover la producción de cannabis con fines medicinales e industriales en Argentina. A partir de allí, las expectativas tomaron un fuerte impulso.

«El cannabis tiene propiedades de gran utilidad con fines medicinales e industriales. La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos cinco años. El proyecto prevé la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial», fueron las palabras del jefe de Estado en esa ocasión.