La primera sesión de 2021 del Honorable Concejo Deliberante dejó fuertes cuestionamientos y reclamos desde el Frente de Todos hacia la gestión del intendente Julio Garro. Entre demandas propias de la política local, como el delicado estado de abandono en materia de obras y seguridad, se presentó la discusión por el caso judicial que enfrenta la funcionaria macrista Carolina Píparo y la investigación persecutoria impulsada contra dos concejales del bloque del Frente de Todos.

El caso Píparo –acusada junto a su marido, Juan Ignacio Buzali, por intento de homicidio doble contra dos motociclistas la madrugada de Año Nuevo– sin duda fue uno de los puntos que se destacó en la discusión desarrollada en el recinto. El pedido de interpelación por parte del Frente de Todos contra la legisladora bonaerense y actual funcionaria de Garro pasó a Comisión. Se sumó también allí, por el papel jugado durante ese episodio, el secretario de Seguridad de la Comuna, Daría Ganduglia, quien está sospechado de haber acudido en «rescate» de Píparo la noche del incidente.

También fue presentado el pedido de renuncia de la propia Píparo a su actual cargo como titular municipal de Asistencia a la Víctima. Cabe aclarar que la ausencia de aclaraciones y el total desentendimiento de la gestión de Garro frente al caso que se convirtió en un escándalo nacional generó un repudio y descrédito generalizado hacia la figura de la diputada de Juntos por el Cambio y su rol como funcionaria comunal.

Otro de los puntos más álgidos de la discusión se dio en torno a la operación política iniciada desde el macrismo platense para investigar a ediles del Frente de Todos. Guillermo Cara y Yanina Lamberti fueron señalados por el oficialismo platense, quienes acusaron a los ediles de impulsar aplicaciones no autorizadas de la vacuna, con especial foco en «jóvenes militantes».

Tras una fuerte campaña mediática montada sobre esas acusaciones, la representación de Juntos por el Cambio en La Plata intenta avanzar con una «Comisión Especial Investigadora respecto del accionar de los Concejales Guillermo Cara y Yanina Lamberti, en el marco del Programa ‘Buenos Aires Vacunate’».

«El bloque de Juntos por el Cambio, autor de este proyecto, se llamó al silencio durante su tratamiento, porque no tienen absolutamente nada, solo oportunismo electoral en un momento en que deberíamos estar trabajando en la campaña y difusión de la vacunación. Lamentable», manifestó ayer Lamberti. «En primer lugar, quiero aclarar que ni siquiera estoy vacunada yo todavía, y que debería estarlo porque soy personal de salud y soy docente. Y quiero aclarar que no vacuné a nadie que no estuviera dentro de la turnera oficial del Vacunate», sostuvo Lamberti en la sesión.

Cabe destacar que fue la propia Lamberti quien presentó el programa «Vacunate contra el COVID-19», en el que se le solicita al Municipio que organice un programa para la inscripción al plan de vacunación en todos los centros de salud municipales, las delegaciones y las entidades o centros comunales, para facilitar el acceso de la población a la inscripción.

Entre los proyectos presentados durante la sesión se ubicaron la instauración del Programa Municipal de Fortalecimiento en Perspectiva de Género en Clubes, el pedido de retomar los Comités de Crisis creados por ordenanza con motivo de la pandemia y la puesta en marcha del Programa de Gestión de Residuos Transparente, entre otros.