Luego de que el presidente Alberto Fernández llamara a convertir «la lucha contra la violencia de género en una política de Estado», este martes en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, la cartera conducida por Elizabeth Gómez Alcorta presentó los Centros Integrales de Políticas de Género y Diversidad, que, en una primera etapa, alcanzarán a catorce provincias del país. «No podemos tolerar más las violencias por motivos de género, que tienen sus consecuencias más extremas en los femicidios, travesticidios y transfemicidios», manifestó la funcionaria nacional.

La medida se enmarca en el Plan Nacional de Acción Contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022 (PNA), que dispuso en estos dos años avanzar en la creación de veintitrés Centros Territoriales Integrales de Políticas de Género y Diversidad en las veintitrés provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

«El territorio es un lugar central y clave para pensar cómo abordamos las violencias de género. Soñamos estos centros territoriales y fuimos a buscar aliados claves. Pensamos estos espacios como lugares de cercanía para poder asistir de modo integral a quienes están en situación de violencia de género», explicó la ministra.

Del acto participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro; el secretario de Obras Públicas, Martín Gill; Gustavo Béliz, titular de la Secretaría de Asuntos Estratégicos; el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Martín Cosentino, y la secretaria de Políticas contra la Violencia por Razones de Género, Josefina Kelly Neila.

Gómez Alcorta explicó que estos espacios trabajarán de manera articulada con las organizaciones sociales porque «la respuesta frente a las violencias no puede ser exclusivamente ir a una comisaría o a un juzgado. Se requiere acompañamiento para que esas mujeres puedan vivir una vida autónoma».

«Este gran consenso nacional al que convocó en la apertura de sesiones el presidente Alberto Fernández es para pensar una Argentina unida contra las violencias», sostuvo la funcionaria.

«Tenemos que seguir en sintonía en cuanto a las necesidades que tienen las mujeres que ven violentados sus derechos. Este es un gobierno que tiene un presupuesto con perspectiva de género por primera vez en la historia, eso quiere decir que no queda solo en palabras», afirmó, por su parte, el jefe de Gabinete.

En línea con lo formulado por el presidente en la Asamblea Legislativa, Cafiero cargó duro contra la Justicia. «El Poder Judicial también debe generar mayores mecanismos de acceso a la administración de justicia, mayor sensibilidad a la hora de recibir las denuncias, que lamentablemente vemos que quedan en la nada y producen estos hechos repudiables y aberrantes», dijo.

Cafiero explicó que «para que esto sea una política de Estado real, tienen que estar involucrados todos los poderes. Esto es un llamamiento preciso a que entre todos trabajemos para que esta sea una causa del Estado argentino en su conjunto, con su diversidad, pero que sea abrazada por todos».

Wado de Pedro comenzó nombrando a cada una de las 69 víctimas de feminicidio del año, pidió un aplauso a modo de homenaje y también cargó contra la Justicia. «Cuando el presidente dice que tenemos que transformar esta lucha en una política de Estado, también es un fuerte mensaje para las fuerzas y para el Estado mismo», sostuvo. «Todas las luchas se ganan en la calle, militando, junto a las políticas públicas. Así podremos implementar las reformas estructurales que hacen falta en el Poder Judicial», agregó.

Según detallaron desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad Sexual, estos espacios «implementarán políticas de prevención de las violencias, promoción de derechos, asistencia integral a personas en situación de violencias por motivos de género, la protección y el fortalecimiento del acceso a la justicia de mujeres y miembros de la comunidad LGBTI+».

Para ello, tendrán áreas de atención integral con equipos interdisciplinarios, espacios de niñez, de esparcimiento, así como talleres y, en casos puntuales, alojamiento destinado a personas en situación de violencia y sus hijas, hijes e hijos.

En conjunto con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, este año se iniciará la construcción de catorce Centros Territoriales en Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Luis y Santa Cruz. Asimismo, se trabajará en la refuncionalización de un Centro Territorial en Quilmes. La inversión total será de 2.100 millones de pesos.