Mientras el gobierno nacional mantiene negociaciones por un acuerdo de precios y salarios con los sectores de la producción, para buscar soluciones a la tensión inflacionaria, la gestión bonaerense lanzó el programa Comprá Más Cerca, una canasta de productos esenciales a «precios razonables» que se podrán adquirir en los comercios de proximidad. 

«Es una herramienta complementaria a Precios Cuidados para ponerle fin a las prácticas especulativas y cuidar los precios junto a los comercios de barrio y cercanía», afirmó hoy el gobernador Axel Kicillof, durante un acto en el partido de Malvinas Argentinas, donde estuvo acompañado por el intendente Leonardo Nardini, el ministro de Producción, Augusto Costa, y la secretaria de Comercio Exterior, Paula Español.

Los productos que forman parte del acuerdo son veintitrés y pertenecen a alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza, y estarán identificados en las góndolas con el logo del programa. Se basan en acuerdos de precios mayoristas del gobierno nacional, que se renovarán cada tres meses para luego renegociarse. Además, cada municipio tendrá precios propios, que se acordarán regionalmente.

En el programa no habrá marcas específicas. Así, los comerciantes podrán elegir la marca del producto para cumplir con el acuerdo y su proveedor (mayorista, distribuidor o productor local). «De esta manera se incluye la posibilidad de abastecerse directamente de proveedores locales (MiPyMEs, PyMEs y cooperativas), fomentando la comercialización de productos de producción local, desconcentrando el mercado», sostuvieron desde gobernación.

El objetivo de Provincia es «llevar precios de referencia a todos los rincones de la Provincia en un trabajo conjunto con los 135 municipios, para beneficiar a los pequeños productores, a los comercios de cercanía y a cada vecino y vecina de nuestra región», indicó en un comunicado.

Comprá Más Cerca funcionará a la par de Precios Cuidados, el programa nacional que establece precios de referencias. Aunque en este último caso están comprendidas las grandes cadenas de supermercados. En este sentido, Kicillof detalló que sólo el 30 % de las compras cotidianas se realizan en grandes cadenas, mientras que el 70 % restante se hacen en comercios de cercanía.

El mandatario explicó que como «ahí no puede llegar Precios Cuidados», el programa Comprá más Cerca llega como una suerte de «extensión o complemento que permita bajar esos precios a las pequeñas superficies, al almacén de barrio y al pequeño súper».

Cada comercio puede seleccionar el proveedor para llegar al precio acordado y trabajar a nivel local con pymes y cooperativas. Asimismo, deberá contar con el 80 % de los productos del listado disponibles en la góndola. «Este programa busca integrar al pequeño comercio, al comercio de barrio, dentro de una política que cuide precios para cuidar también a los sectores más vulnerables», dijo el ministro Costa.

Por su parte, Español planteó que «en 2019 se retomó el programa Precios Cuidados, de precios de referencia, un sello que no habían podido destruir [desde el macrismo]». Agregó que se trabajó para lograr «precios de referencia de los productos» que consume la población, y reforzó que más tarde se logró «una canasta más grande», pero remarcó que «la clave» es llevar esa política «a las provincias y municipio por municipio».