A días de comenzar el ciclo lectivo, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se reunió con los sindicatos del sector y acordaron el cierre de la paritaria nacional docente con un aumento del 34,6 % para las y los docentes. «Refleja el compromiso de nuestro gobierno y del presidente de que el salario inicial le gane a la inflación y que podamos iniciar un proceso de recuperación salarial», manifestó el titular de la cartera.

El acuerdo del Ministerio de Educación y los cinco gremios del sector significa un incremento de cinco puntos por encima de la inflación prevista para este año. Según se detalló, será en tres cuotas en los meses de marzo, julio y septiembre, con dos cláusulas de revisión para julio y noviembre.

En este marco, un salario mínimo docente llegará a los 31.000 pesos en marzo, y escalará en septiembre a los 37.000.

En conferencia de prensa, Trotta dijo que fue el gobierno de Alberto Fernández el que retomó la paritaria nacional tras años de olvido bajo la gestión macrista. «Es un paso fundamental en la defensa del salario, que reconoce el aporte de los trabajadores docentes en un año tan complejo como fue el 2020», sostuvo. «Promueve un regreso cuidado, seguro, a la presencialidad que se está dando en distintos puntos del país, y en la dimensión salarial implica una recomposición del salario inicial garantizada para todos nuestros maestros y maestras», sostuvo.

El ministro también se refirió al anunciado proceso de vacunación, que, adelantó, iniciará la semana próxima. «Invitamos a todos los docentes a inscribirse. A raíz de la inscripción se van a desplegar todas las decisiones logísticas que permitan la más rápida vacunación, porque creemos que es una herramienta no solo para cuidar a nuestros maestros y maestras, sino para fortalecer la presencialidad».

Tras la mesa paritaria, Trotta encabezó un encuentro con el presidente Alberto Fernández en Olivos, del que también participaron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, los secretarios y secretarias generales de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación), Sonia Alesso, de CEA, (Confederación de Educadores Argentinos), Fabián Felman, de UDA (Unión Docentes Argentinos), Sergio Romero, y de la CGT, Héctor Daer; el secretario general adjunto de CTERA, Roberto Baradel; la secretaria gremial de SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados), Luz Jaureguiberry, y el secretario gremial de AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica), Ernesto Cepeda.

Asimismo, fueron de la partida la directora general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Agustina Vila; el diputado nacional y presidente de la IEAL (Internacional de la Educación América Latina), Hugo Yasky, y la secretaria general del Consejo Federal de Educación, Marisa Díaz.

Esta tarde se pautó fecha para el Observatorio del Regreso Presencial a las aulas, iniciativa del Consejo Federal de Educación, prevista para el 15 de marzo para monitorear la vuelta a las clases presenciales.