Por Ramiro García Morete

Hoy a las 17 se debatirán distintos ejes sobre las problemáticas del oficio en el Teatro Multiespacio Cultural René Favaloro (67 entre 116 y 117)

La primera vez que Ignacio Bruno cobró en SADAIC fue hace siete años, tras la presentación de un disco de Narvales. La banda tenía más o menos esa cantidad de años de recorrido en escenarios y él- por su parte- el doble. “Porque alquilamos el Club Cultura y tuvimos que pagar lo que corresponde a SADAIC”, evocará en contraposición a  infinidad de veces donde eso no solo no ocurrió: ni se les ocurrió.  “El único oficio del mundo donde uno pone la herramienta y le paga al patrón para trabajar”, definirá con tanto humor como verdad para graficar solo un ejemplo de tantos casos y situaciones donde musicxs no solo no son reconocidxs como trabajadorxs: no se reconocen a sí mismos.

Sobre sus derechos, sobre su capacidad de organización y sobre su participación activa en la rueda productiva. Así es que llega hoy desde las 17 hasta las 21   y con capacidad limitada el “1° Encuentro por los derechos de las músicas y los músicos” el Teatro Multiespacio Cultural René Favaloro (67 entre 116 y 117). La iniciativa cuyo fin es “fortalecer la cultura local” es llevada adelante por la Corriente Popular Vallese en conjunto con Usina Radio y el Centro Cultural María Bernabitti.

“La ciudad de La Plata es un terreno fértil y productivo en todos los sentidos artísticos y este evento convoca a los músicos y las músicas a participar de charlas pensada para el debate desde la perspectiva de la autogestión y el actuar colectivamente”, anuncian sobre este encuentro que incluirá tres ejes:  el derecho a cobrar por lo que compongo (a cargo de Leo Gianibelli), Mis derechos arriba del escenario (a cargo de Damián Ramírez) y Derechos de músicas y músicos: espacio público y gestión municipal (a cargo de Ignacio Javier Bruno). Además músicos y músicas invitadas mostrarán su arte una vez terminadas las exposiciones.

“Surge a partir de una necesidad y algo que veníamos intentando hacer algunos músicos desde hace años pero  que nunca se podía dar de una manera organizada –introduce Bruno-. Y se dio que hay un montón de músicos dentro del  medio alternativo, del centro y desde la organización política.  Ordenemos esto, dijimos.  En vez de tomar una birra y  estar charlando de estos problemas, ¿por qué no hacer en un lugar abierto e invitamos gente?”.

Para la charla “nos propusimos tres ejes fundamentales para repensarnos  como músicos y pensarnos como trabajadores de la música. Independientemente de gente que no quiere pensarse así.  Yo no vivo de la música, pero me siento trabajador”. Por un lado Leonardo Gianibelli hablará sobre “el derecho por lo que compones y lo que ejecutas. Que son dos temas diferentes. No solo SADAIC sino AADI, que  es la ejecución de la obra”. La charla de  Damián Ramírez “será más sobre los derechos arriba del escenario. Es menos técnica y más política. Uno tiene obligaciones pero también tiene derechos. Existe un convenio colectivo…los lugares deben hacerse cargo. No había un gremio organizado. Si pueden, los dueños del boliche se limpian el culo como cualquier jefe o patrón”.

Respecto a eje que él mismo encabezará, apunta “ espacios públicos de gestión municipal. Eso es puramente político y de propuesta. Qué es lo que tenemos y qué es lo que nos falta. Qué se trajo para atrás. Como la gestión municipal es impulsada por una lógica mercadista. Se replica el esquema de Capital que acá no funciona. La idea es pensar en  lugares públicos, estratégicos, reconstruir el sello de la comuna, construcción de espacios para las bandas”.  

Si bien es histórico, la pandemia agudizó “lo precario de la vida de un músico. Principalmente de quienes tiene que vivir exclusivamente de eso. Yo particularmente me sustento con mi trabajo cotidiano. Pero hay quienes viven que quedaron en la marginalidad. Y saltó la ficha de donde están lxs musicx para  todo el estado, no solo municipal. Fueron el ultimo orejón del tarro. Mirá lo que pasó con la IFE.  No nos cuentan…y es parte culpa nuestra porque no construimos las cuestiones objetivas y subjetivas. No generamos los papeles y entonces estamos fuera del sistema. Pero desde el estado se ve la no contención”.

Aún quedan espacios para inscribirse, en el link:

https://docs.google.com/forms/d/1fAB3S5d8Ta4vcIkea0XHpMP6rmcxkzAPllJsmDLMMNI/edit?usp=sharing