Tras el revuelo mediático motorizado en torno a la renuncia de Ginés González García al Ministerio de Salud, desde Juntos por el Cambio mantienen firme la apuesta a lo que muchos han definido como «cacería de brujas» alrededor del gobierno, acaso como estrategia política en plena antesala de campaña electoral. Una vez más, desde el oficialismo salieron a desmentir varias de las operaciones mediáticas fogoneadas por Cambiemos, con especial foco en las expresiones públicas del intendente platense Julio Garro.

Las reiteradas señales de ataque al oficialismo en torno al plan de vacunación por parte del alcalde macrista trascendieron el plano regional y tomaron alcance provincial, al punto de que una funcionaria bonaerense tuvo que salir a responderle al intendente de la ciudad capital.

«Intendente Julio Garro, ¿Por qué está en CAMPAÑA POLÍTICA cuando en la Provincia de Buenos Aires estamos en campaña de Vacunación? En La Plata, de los 19.195 trabajadores de la salud, ya se vacunaron 15.036, en los 12 puntos de vacunación», fueron las palabras que la ministra de Gobierno de la provincia, Teresa García, divulgó a través de las redes sociales. La contestación de García fue en referencia a declaraciones radiales de Garro, donde volvió a avivar difamaciones sobre el oficialismo que ya habían sido desarmadas semanas atrás, como la supuesta «vacunación a militantes kirchneristas» que el macrismo intentó instalar a nivel mediático.

«Vimos imágenes en nuestra ciudad que denunciamos en ese momento de partidarios locales que anotaban y vacunaban gente», expresó este lunes Julio Garro en diálogo con Radio Mitre, en referencia a las acusaciones impulsadas desde Juntos por el Cambio, donde apuntaron a militantes que realizaban tareas voluntarias de asesoramiento e información sobre la campaña Vacunate. A los dichos del intendente se sumó su funcionario municipal, Oscar Negrelli, quien también lanzó sus chicanas a la diputada bonaerense del Frente de Todos, Florencia Saintout, quien también respondió a los ataques de Cambiemos. Desde hace varios días atrás, vale remarcar, Negrelli se dedicó a militar las operaciones mediáticas contra el plan de vacunación a través de su cuenta personal de Twitter.

«Vacunarse es protegerse y proteger a los demás. Como dice Axel Kicillof, es un acto de amor. Basta de boicotear al plan de vacunación más importante de la historia. Más solidaridad, menos especulación. Más Campaña de Vacunación, menos campaña electoral», manifestó, por su parte, la diputada Saintout.

En tanto, referentes bonaerenses del macrismo también se plegaron a los ataques focalizados en la ciudad de La Plata. Así lo hizo la dirigente de Juntos por el Cambio Florencia Arietto, quien acusó en las redes sociales a una militante de «robarse las vacunas del pueblo».

El respaldo a Provincia frente a la campaña de difamación no solo surgió de las filas propias del Frente de Todos, sino incluso de espacios ajenos que no pudieron ser indiferentes a las operaciones antivacunas de Cambiemos. Fue el caso del intendente de Necochea, Arturo Rojas, electo bajo boleta de Juntos por el Cambio, quien calificó de «miserables» las actitudes de la oposición.

«Durante el año pasado, no sólo había dirigentes de diferentes signos políticos opositores haciendo la campaña antivacunación, como lo hicieron medios periodísticos», expresó Rojas en el acto compartido este martes junto al gobernador. «De manera miserable quieren llevar una campaña electoralista con lo que tiene que ver con la vacunación y lo mismo quieren hacer con el tema educativo», agregó.

Cabe recordar que el propio Kicillof se pronunció sobre el tratamiento de la campaña de vacunación en provincia, en relación con las deslegitimaciones agitadas por Cambiemos. Durante su presentación del escenario epidemiológico bonaerense, realizada este lunes desde Necochea, el mandatario expresó: «Yo tengo la tranquilidad de que en la provincia de Buenos Aires vacunamos 360.000 personas en tiempo récord, algo que nunca se hizo. Reprocho, me enojo con los que mienten, con los que sacan ventajas, pero mi objetivo principal es vacunar rápidamente a la población de riesgo, a la población esencial».