El presidente Alberto Fernández amplió a través del Decreto 106/21 el temario de las sesiones extraordinarias e incorporó el proyecto presentado por el bloque del Frente de Todos para elevar a 150.000 pesos el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias, que, según los cálculos oficiales, beneficiará a 1.267.000 personas.

El decreto lleva las firmas de Fernández y del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quienes autorizaron que la iniciativa pueda tratarse antes del 1º de marzo, día en que se inaugura el nuevo período de sesiones. Aunque, en rigor, podrán realizarse solo reuniones informativas pero no la firma del dictamen en comisión, ya que se encuentra vencido desde el 12 de febrero el protocolo de sesiones mixtas, por lo que los jefes de los bloques deberán reunirse para su renovación. De este modo, el tratamiento en el recinto se llevaría a cabo en el mes de marzo. 

Con la incorporación del proyecto en el temario de extraordinarias, el oficialismo apunta a convocar para la semana próxima a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside Carlos Heller, para comenzar a debatir el proyecto en reuniones informativas con la participación del ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Luego, en la primera quincena de marzo, el Frente de Todos buscará darle media sanción al proyecto impulsado por el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa.

Cafiero destacó que el objetivo del proyecto es reforzar el consumo de las y los trabajadores de clase media. «Nuestra propuesta busca fortalecer el círculo virtuoso del consumo y es una respuesta a la histórica demanda de las y los trabajadores y sus sindicatos», tuiteó. Y también le apuntó al expresidente Mauricio Macri, quien durante su gestión incumplió su promesa de eliminar este impuesto. «De aprobarse, empezamos a reparar el poder adquisitivo de un sector al que Macri le mintió y luego destruyó: la clase media».

Por el lado de la oposición, bloques minoritarios provinciales acompañarán la iniciativa, mientras que el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, adelantó que también lo harán pero presentarán algunas modificaciones referidas a la brecha entre los trabajadores en relación de dependencia y los autónomos, el método de actualización (que sea semestral y no anual, y en base a la inflación y no al RIPTE) y las escalas del impuesto.

El proyecto presentado por Massa el 5 de febrero dispone que los asalariados que cobren hasta 150.000 pesos brutos mensuales queden exceptuados del pago del impuesto a las Ganancias. También establece la exención del pago del tributo para los jubilados que reciban mensualmente un ingreso que signifique hasta ocho jubilaciones mínimas. Así, el piso a partir del cual se paga Ganancias se elevaría a 150.000 pesos, con respecto a los actuales valores: 74.810 para solteros y 98.963 para casados con dos hijos.

Por último, el diputado proveniente del ámbito sindical, Facundo Moyano, presentó un proyecto complementario al de Massa, para que el aguinaldo, las horas extra, viáticos y otros conceptos queden excluidos del impuesto. Según afirmó, la presentación oficial será este viernes con el respaldo de los sindicatos. Se trata de un proyecto que reúne los lineamientos de iniciativas de este tipo que Moyano había elaborado en años anteriores.