Por Manuel Protto Baglione

A partir de mañana comenzarán las sesiones extraordinarias en la Cámara Baja. En ese marco, uno de los proyectos centrales a tratarse será el de la ley de «Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública», cuyo objetivo principal es que toda toma de deuda externa, así como los acuerdos con el FMI, deban ser tratados por el Congreso Nacional.

El diputado por el Frente de Todos Marcelo Koenig se refirió al tema y afirmó que «la deuda es un condicionamiento ideológico que tiene la derecha, que generalmente es quien la contrae. La deuda es una forma de apropiación del excedente de los países sometidos a la periferia que sume sus pueblos en la pobreza».

La iniciativa, que obtuvo media sanción por parte de la Cámara de Senadores en noviembre del año pasado, fue tratada hoy de manera conjunta por las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas. El proyecto contempla que cada año la Ley de Presupuesto fije topes máximos para contraer deuda pública en moneda extranjera y que siempre sea con aval parlamentario.

Al respecto, Koenig señaló que «este proyecto nos habla de un control popular de la deuda a través del Congreso», y advirtió que «es cuestión de preguntarse si la calidad de vida de los pueblos mejoró luego de contraer deuda: la respuesta es No».