Este martes desde Tucumán, el presidente criticó duramente al macrismo por la situación en el sistema de salud público y apuntó contra la oposición por tildar de «veneno» a la Sputnik V. Por su parte, Axel Kicillof se refirió a «la campaña antivacuna detestable, deplorable e intensa» de la oposición.

«Hace 20 días me acusaron de envenenar a la gente y ahora me piden veneno para todos los argentinos», sostuvo Alberto Fernández en referencia a la actitud de la oposición, luego del visto bueno de la revista The Lancet a la vacuna de origen ruso.

Acompañado por una comitiva de funcionarios nacionales, el presidente viajó a Tucumán para mantener una reunión con industriales y sindicalistas. Desde allí, y en compañía del gobernador Manzur, cargó duro contra el macrismo. «El sistema sanitario había sido abandonado y estaba en estado penoso; habían dejado vencer vacunas. La mayor preocupación que tuvimos es que no nos pasara lo de Europa y otros lugares del mundo, que los hospitales no tuvieran dónde recibir a los enfermos. Y logramos que ningún argentino enfermo haya ido a un hospital y le hayan dicho que no había lugar», sostuvo.

«La pandemia nos cambió la agenda; no solo a nosotros, sino al mundo entero. Pero el mundo entero no tuvo que encontrar la pandemia después de Macri, y nosotros sí. Esa es la diferencia», manifestó.

Desde Miramar, donde brindó un nuevo parte epidemiológico, el gobernador bonaerense también se refirió al rol de la oposición.

«A veces da bronca cómo se informa sobre las vacunas. Hace poco decían que las que se habían conseguido no servían para nada o hasta mataban, y ahora están diciendo que hay pocas. Es muy difícil discutir con ese tipo de argumentos», señaló Kicillof.

«A pesar de la campaña antivacuna detestable, deplorable e intensa, podemos decir que tenemos 2 millones de preinscriptos en la provincia», informó el mandatario bonaerense, en compañía de su jefe de Gabinete, Carlos Bianco; los ministros de Salud, Daniel Gollan; Seguridad, Sergio Berni, y Producción, Augusto Costa; y el intendente local, Sebastián Ianantuony.

Por otra parte, Kicillof se refirió a la baja de casos en la provincia. «En enero llegaron a registrarse 4.500 contagios por día», manifestó. «En cuatro semanas, los casos se triplicaron, pero apostamos a más medidas de seguridad y el resultado está a la vista. Esta última semana de febrero estamos con 3.100 casos por día promedio», explicó.

En el día de hoy fueron 7.794 los nuevos casos de covid-19 confirmados en Argentina y 168 nuevas muertes. En la provincia de Buenos Aires fueron 3.363 los positivos del día, alcanzando un total de 831.939 acumulados.