La fiscal María Eugenia Di Lorenzo pidió la prisión preventiva de Juan Ignacio Buzali, el marido de la diputada provincial y funcionaria platense imputado por doble tentativa de homicidio. Ahora, la jueza de Garantías Marcela Garmendia deberá decidir si el acusado de atropellar a dos jóvenes y darse a la fuga seguirá en prisión hasta que se realice el juicio.

La solicitud presentada por la fiscal este lunes será analizada por Garmendia, quien deberá pronunciarse en un plazo de cinco días. Posteriormente, se espera una audiencia oral que será clave para definir el futuro de Buzali, quien, de la mano de su abogado, Marcelo Peña, espera lograr el arresto domiciliario y el cambio de carátula.

«No puede dejar de advertirse, no solo de los testigos oculares del hecho, sino también de la prueba pericial, la clara intención del sujeto activo de causar la muerte a las víctimas», manifestó la fiscal en su requerimiento, según detalló Télam.

«Esto queda comprobado con todo el accionar del imputado realizado antes, durante y después de cometido el delito que se le enrostra», afirmó la fiscal.

La fiscal sostuvo que Buzali «toma la decisión indiscutible de perseguir a gran velocidad con su vehículo a las víctimas que se desplazaban en franca desprotección en moto y, cuando los tuvo a su alcance, lejos de desistir en su accionar y pudiendo realizar otra maniobra, los embistió de frente […] con el claro fin de ocasionarles la muerte a las víctimas».

En este marco, Di Lorenzo explicó que liberar a Buzali podría generar un «entorpecimiento del proceso judicial», y recordó que «lejos de detenerse, llamar a la policía y preocuparse por los jóvenes a los que atropelló, huyó del lugar arrastrando consigo el motovehículo embestido previamente, sin siquiera preocuparse por si alguno de los sujetos pudiera haber quedado atrapado entre la moto y el vehículo».

Los abogados de uno de los jóvenes atropellados manifestaron su apoyo al planteo de Di Lorenzo. «Va a ser otorgada, porque la defensa no tiene ningún elemento», dijo a Contexto el letrado Martín de Vargas.

Vale recordar que la semana pasada Peña reemplazó a Fernando Burlando en la defensa de Buzali y habló de un cambio de estrategia basado en pruebas forenses y no en testimonios. Sin embargo, el viernes ya se desató una nueva polémica: la presentación de una perito sin los permisos correspondiente, hecho que fue denunciado por los abogados de los jóvenes.

«Hemos visto en estos días una campaña mediática por parte de la defensa hablando de que ellos tenían las pericias que iban a dar vuelta el caso, y nosotros investigamos un poco y uno de los peritos que propuso era un perito trucho que no tenía matrícula para ejercer y que intentó colarse en la audiencia donde se realizó la pericia a Buzali», explicó De Vargas.

En este marco, este lunes se realizó una denuncia ante la Justicia. «La defensa de Buzali propone peritos truchos para convencer a la opinión pública de que es inocente. Todo esto es parte de una campaña sucia mediática para volver a tratar de delincuentes a los motociclistas, cuando está plenamente demostrado por videos, testigos y pericias oficiales que los chicos que venían circulando en moto no cometieron ilícito alguno y que Buzali deliberadamente quiso matar a los motociclistas. Primero el video editado, ahora pericias truchas», sostuvo el abogado.