La provincia de Buenos Aires volverá a las clases presenciales el 1° de marzo, según confirmó este martes el gobernador Axel Kicillof. La modalidad será «cuidada y gradual» en las escuelas bonaerenses bajo estrictos protocolos sanitarios.

Tras reunirse con intendentes para evaluar la situación epidemiológica de la provincia, Kicillof adelantó que el 1° de marzo «volvemos a la presencialidad en toda la provincia», de la mano del Plan Jurisdiccional de la provincia de Buenos Aires para un regreso seguro a las clases presenciales, que el gobierno puso a disposición de Nación y ya fue aprobado.

El gobernador recordó que «el día 17 de febrero vamos a iniciar un periodo con aquellos que perdieron de una manera especial el vínculo» con las escuelas y «vamos a estar retomando algunas formas de presencialidad». «Esa es la población que más nos preocupa», indicó.

La vuelta presencial a las aulas será con barbijos, ventilación de los ambientes, distanciamiento social y limpieza de los espacios. Para garantizar el distanciamiento se hará de «una manera alterna». «No podemos poner la misma cantidad en un aula de los que podíamos antes», señaló Kicillof.

En este marcó, habrá una gradualidad y la modalidad será «coordinada entre la presencialidad y lo virtual». El gobierno bonaerense confía en ampliar la presencia en las aulas «a medida que vayamos vacunando». «Queremos volver a las clases, pero cuidando a la comunidad educativa», sostuvo.

Vale destacar que el gobierno de la provincia ya anunció que la semana próxima comenzará la vacunación para maestros, maestras y personal auxiliar. «En el marco del Plan de Vacunación que está en marcha, tomamos la decisión de priorizar el cuidado de la salud de toda la comunidad educativa y de los alumnos», les dijo Kicillof en una reunión virtual a los gremios docentes. En ese sentido, adelantó que desde el 1° de febrero se espera vacunar al resto de los integrantes de la comunidad educativa.

Roberto Baradel (Suteba) destacó que «es una articulación muy importante y un esfuerzo mancomunado el que se está llevando adelante y representa un orgullo para todos los bonaerenses». En tanto, Mirta Petrocini (FEB) resaltó que ya se inscribió para recibir la vacuna.

Cómo será la vuelta a las aulas

En octubre, tras la aprobación del Plan Jurisdiccional para el regreso a las clases, la Dirección General de Cultura y Educación distribuyó el protocolo en los 135 distritos de la provincia, para que las Unidades Educativas de Gestión Distrital (UEGD), las autoridades del sistema educativo, los consejos escolares, las y los representantes de los trabajadores de la educación, los integrantes del Comité Distrital Mixto de Salud y Seguridad, junto a las autoridades sanitarias y educativa tomaran conocimiento del mismo y comenzaran a organizar su implementación.

Según informaron desde Provincia, el documento «contiene especificaciones dirigidas a estudiantes, familias, docentes, directivos y auxiliares sobre medidas y criterios sanitarios; de organización escolar y pedagógica; de limpieza, higiene y seguridad de los establecimientos educativos; para el uso de transporte público; condiciones de infraestructura escolar y uso de los espacios de la escuela y protocolo de actuación ante la aparición de casos de COVID-19».

En este marco, el plan establece una nueva rutina escolar con horarios de ingreso y egreso de las escuelas establecidos por grupos, para lograr la menor concentración en los ingresos y en la vía pública.

Asimismo, los trabajadores y trabajadoras deberán tener la aplicación CUIDAR, mientras que los niños y las niñas deberán asistir con la Declaración Jurada firmada por su tutor o tutora que indique que está en condiciones de asistir. A la vez, se tomará la temperatura corporal al ingreso.

Desde Educación detallaron que habrá una primera etapa de vuelta a las clases presenciales, con jornadas de noventa minutos de dictado de clase en forma continua, sin recreo, en grupos de no más de diez estudiantes por aula. La segunda etapa contempla una ampliación de la matrícula en caso de que la situación epidemiológica lo permita. También será tenida en cuenta la infraestructura del lugar.

En cuanto a la limpieza, se trabajó en un protocolo particular que «establece orientaciones para la realización de las tareas de limpieza, desinfección, secado y ventilación, identificando las diferentes superficies existentes en la escuela, la periodicidad de las tareas y la correcta utilización de los elementos disponibles, tanto para un resultado eficiente como para el cuidado de la salud de las y los trabajadores».

En este sentido, también hay recomendaciones particulares para los niños y niñas, como desinfectar la mochila antes de salir de los hogares y al llegar a la escuela, dejarla fuera del aula mientras se encuentran en clase, higienizarse las manos en períodos máximos de noventa minutos y al manipular objetos; evitar compartir útiles, comidas y bebidas, como también el contacto físico.