El gobierno nacional plantea aumentar en un 50 % el monto para la Tarjeta Alimentar, destinada a la compra exclusiva de comida para madres y padres con hijos o hijas de hasta seis años que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.

De esta manera, apunta a mitigar el impacto de la aceleración de los precios de los alimentos en los sectores más vulnerables. La medida responde a que en diciembre la inflación fue la más alta del año (4 %), y el rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas (4,4 %) fue el de mayor incidencia en el nivel general.

Los alimentos frescos, como carnes, frutas y verduras, son los que más remarcaciones han tenido en el último mes del año, e incluso en lo que va de enero. Según la consultora LCG, que lleva a cabo un seguimiento semanal de la evolución de los alimentos y las bebidas, en la tercera semana de enero se aceleraron con fuerza los precios (1,9 % en promedio), superior a la primera (1,2 %) y segunda semana (1,1 %) de este mes.

Estos incrementos en los bienes más necesarios impactan de lleno en los sectores más pobres de la población, que destinan la mayor parte de sus recursos a estas compras. El 2020, según informó el INDEC este jueves, terminó con aumentos acumulados de las canastas básica y total, que delimitan los niveles de indigencia y pobreza. La primera alcanzó una suba del 45,5 % y la segunda, del 39,1 %, ambas por encima de la inflación de todo el 2020 (36,1 %).

Frente a este cuadro de situación, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que «está claro que ha habido un aumento importante en el costo de los alimentos y por eso estamos evaluando un aumento en el monto de la Tarjeta Alimentar». El funcionario agregó que el aumento será de un 50 %.

«Hubo un aumento de los alimentos de cerca del 50 %» en 2020, y «sobre esa base es que estaremos adecuando el monto» de la ayuda social del Estado, amplió Arroyo durante una entrevista con Futurock.

Estos aumentos para la Tarjeta Alimentar implican que un beneficiario con un solo hijo menor de seis años que percibía 4.000 pesos por mes pasará a recibir 6.000, mientras que la persona que tiene dos o más hijos menores de seis años pasará a cobrar 9.000 pesos en lugar de los 6.000 que recibía hasta ahora.

Con respecto a los tiempos de cobro, el Ministerio de Desarrollo Social informó que para quien cuenta con la tarjeta en forma física el monto total mensual se acreditará hoy, 22 de enero. Si el cobro es a través de la AUH, se dispuso un cronograma de pago según terminación de DNI.

Programa para la compra de carnes

De la mano de la suba del depósito en la Tarjeta Alimentar por parte de Desarrollo Social, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, trabaja en un programa para el acceso a carnes a precios populares. Según adelantó su cartera, sería una ampliación de los acuerdos de fin de año, cuando para las fiestas dispuso precios más baratos para los cortes de asado, vacío y matambre.

En la misma línea, la semana pasada la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, anunció la nueva versión del programa Precios Cuidados, que comprende ahora una canasta de bienes más amplia. En concreto, incorporó 260 productos a una lista total de 660 artículos. En promedio, la suba de estos productos fue de 5,6 %. 

De fondo, y para encarar el principal problema de la suba de precios de los alimentos, el gobierno busca desacoplar esa variable en el mercado interno con respecto a la suba que han mostrado los commodities del agro en el plano internacional –sobre todo, soja, maíz y trigo–. El precio de exportación de estos últimos, por ser insumo para la cría de porcinos, aviares y vacunos, impacta de lleno en el precio doméstico de los alimentos, generando un fuerte incremento que afecta los bolsillos.

Por último, este viernes, desde el Chaco, el ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó que el Estado no pagará más el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa ATP, debido a que fueron concebidos para la peor etapa de la pandemia. Desde ahora, afirmó que se buscará otro tipo de ayuda en función de los sectores de la economía que no han podido comenzar su recuperación, como sí lo hicieron otros.

«Hoy enfrentamos una situación distinta, con similitudes, porque todavía está la pandemia que genera incertidumbre en todo el mundo, pero tenemos una economía que lleva cuatro meses en recuperación, una recuperación heterogénea, pero que cada día se va volviendo más sólida y que se pudo sostener de pie a pesar de mucho sufrimiento», señaló el ministro.