Un nuevo revés judicial golpea al esposo de la diputada y funcionaria platense Carolina Píparo, Juan Ignacio Buzali, a quien la Cámara de Apelaciones y Garantías le rechazó los pedidos de excarcelación, por lo que continuará detenido por atropellar a dos jóvenes y huir, delito por el cual se lo imputa bajo la carátula de «tentativa de homicidio doble». Píparo, en tanto, recibió un nuevo pedido de renuncia, esta vez, de más de cien organizaciones de familiares de víctimas de tránsito.

Este jueves, en una nueva audiencia, los abogados de uno de los jóvenes atropellados expusieron ante la Justicia, dejando asentados «todos los elementos que prueban el peligro de fuga y entorpecimiento en la investigación» por parte de Buzali. Puntualmente, pusieron el foco en las contradicciones y falta de pruebas respecto al supuesto «accidente» del que hablan Píparo y Buzali, y destacaron, en línea con la posición que viene marcando la fiscal del caso, que hubo dolo, es decir, que fue un hecho intencional.

En este marco, la Cámara de Apelaciones rechazó los pedidos presentados por el esposo de la diputada, sin cambiar la calificación legal del hecho. «Las resoluciones impugnadas que no hacen lugar a las excarcelaciones de Juan Ignacio Buzali (ordinaria y extraordinaria) se encuentran fundadas y ajustadas a derecho», sostuvo.

Cabe recordar que la jueza de Garantías Marcela Garmendia ya había rechazado el martes de la semana pasada dos pedidos de excarcelación interpuestos por los abogados de Buzali, por considerar que existen riesgos procesales si el acusado recupera la libertad.

Los jueces Alejandro Villordo y Silvia Oyamburu se pronunciaron por el rechazo a la excarcelación ordinaria y extraordinaria de Buzali, mientras que el magistrado Fernando Mateos votó para otorgarle la extraordinaria argumentando que «no procurará eludir u obstaculizar la investigación ni burlar la acción de la Justicia».

Asimismo, los magistrados rechazaron el cambio de carátula y ratificaron la de doble homicidio en grado de tentativa, por lo que Buzali podría tener una pena de entre cuatro y dieciséis años y ocho meses de prisión.

Villordo rechazó el pedido de excarcelación argumentando «las características del hecho, la pena en expectativa y la conducta asumida por el imputado luego de acaecido el hecho que se le atribuye, por lo que no encuentra garantizada su sujeción al proceso vía excarcelación».

El magistrado se refirió a la persecución y choque de Buzali «a una velocidad considerable y pudiendo hacer una maniobra de esquive, representándose –cuanto menos– que la lógica consecuencia de su accionar podría haber causado la muerte de sus conductores».

«Sin embargo, con claro desprecio por la vida ajena acometió contra la moto para a la postre haber huido del lugar sin intentar frenar y arrastrando durante cuadras el motovehículo», manifestó.

Para el abogado defensor de uno de los damnificados, Martín de Vargas, se trata de «un fallo sorpresivo porque es muy contundente».

«Estaban muy divididas las aguas, pero los argumentos que expusimos sobre los peligros procesales fueron muy sólidos», explicó a Contexto.

«Quisieron discutir la calificación legal y la Cámara adoptó la tesitura que expuse con el fundamento de que existía dolo en base a todo el nexo probatorio y rechazaron las dos excarcelaciones», agregó el letrado.

Le piden a Garro que aparte a Píparo de su cargo

A través de una carta dirigida al intendente Julio Garro, organizaciones de familiares de víctimas de tránsito exigieron la renuncia de Carolina Píparo a su cargo «por su comportamiento absolutamente irresponsable y contra todas las normas que tanto nos costó conseguir».

Familiares de Víctimas de Tránsito ya habían presentado una carta a la funcionaria platense, que se encuentra al frente de Asistencia a la Víctima. Sin embargo, no obtuvieron respuesta y ante la prensa ratificó que «de ninguna manera» abandonará su cargo. En este escenario, la carta va dirigida al intendente platense para que le pida la renuncia.

«En aquella oportunidad nos dirigimos a la diputada Píparo, apelamos a su moral y a su ética y le sugerimos su apartamiento del cargo», manifestaron.

«Usted no debe permitir esta incongruencia en el funcionamiento de esta Secretaría que nos salpica e indigna a todos los familiares y no vamos a permitir que nuestro trabajo de años se vea opacado por la forma impune en que la señora se maneja. Cuando ella fue víctima, la supimos acompañar y apoyar con todo lo que tuvimos a mano, pero por su conducta absolutamente incompatible con la función que allí debe cumplir, exigimos sea inmediatamente apartada del cargo», concluyeron.