En pleno inicio de la nueva etapa del plan nacional de vacunación contra la covid-19, el gobierno retoma la planificación federal y atiende las demandas del interior del país. Durante la jornada del martes, el propio presidente Alberto Fernández mantuvo una agenda cargada, no solo por la ya programada reunión en La Rioja con el Gabinete Federal, sino por el paso previo por la provincia de San Juan, epicentro del sismo de 6.4 grados que esta semana afectó a esa región del país.

La llegada a San Juan fue producto de una modificación instantánea en la agenda presidencial, tras conocerse los efectos del sismo. El jefe de Estado partió desde el aeropuerto de El Palomar en las primeras horas de la tarde, para arribar a la provincia y conocer en detalle los impactos del episodio. Allí, prometió un fondo de 7.000 millones de pesos para la reconstrucción de viviendas y daños materiales en la región.

«Mi única obligación es estar al lado, y estar al lado no es solo firmar un decreto que transfiera fondos. Hoy me vine hasta aquí para que sepan que estoy asumiendo un compromiso con cada uno de ustedes; quiero que sepan que no están solos», expresó el presidente durante la escala que realizó en la provincia gobernada por Sergio Uñac, previo a su arribo a La Rioja. 

«Si sé que en San Juan, por imperio de un terremoto, hay un sanjuanino que está sufriendo, sé que hay un argentino que sufre, y mi única obligación es estar al lado», agregó. Uno de los puntos de atención principales fue el asentamiento Pellegrini, en el departamento de Rivadavia, donde hubo derrumbes de viviendas.

El monto de 7.000 millones de pesos representa un giro anticipado del presupuesto correspondiente a un plan de construcción de 120.000 viviendas en la provincia. En coordinación con el ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat conducido por Jorge Ferraresi, el adelanto para los daños ocasionados por el sismo se combinará con unos 120 millones de pesos extra para urbanización de barrios obreros.

Tras el paso por San Juan, el mandatario retomó su agenda y siguió rumbo a La Rioja, donde inició sus actividades en la región de Chilecito. Allí mantuvo un encuentro con el Gabinete Federal para analizar los avances de la lucha contra la pandemia, ante el inminente inicio de la segunda etapa de vacunación.

Asimismo, el presidente se reunirá este miércoles en esa misma ciudad con los diez gobernadores del denominado Norte Grande (NG).

Cabe recordar que Chilecito forma parte del listado de «capitales alternas», iniciativa impulsada por el oficialismo para federalizar los puntos geográficos de actividad política. La primera reunión del Gabinete Federal tuvo lugar el 21 de diciembre pasado en la ciudad fueguina de Río Grande, en el marco del proyecto promovido por el presidente y aprobado por el Congreso el 11 de noviembre del año pasado.

En este caso, habrá un punto crucial de discusión sobre la continuidad de la lucha contra la covid y su despliegue en los distintos territorios del interior argentino. Se espera que la cúpula de Casa Rosada atienda este miércoles las principales demandas e inquietudes de los mandatarios provinciales.