En territorio bonaerense, siete de cada diez dueños de yates y lanchas mantienen deudas del Impuesto a las Embarcaciones Deportivas por un valor de más de 2.305 millones de pesos. Así lo informó hoy la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), que comenzó a intimar a los propietarios de 37.000 yates, lanchas, veleros, semirrígidos y motos de agua.

Cristian Girard, director de ARBA, consideró que buena parte de esos contribuyentes intimados «posee un alto poder adquisitivo», y resaltó que con estas acciones «buscamos recuperar deuda y mejorar la cobrabilidad en el tributo a las Embarcaciones Deportivas, que registra un importante nivel de incumplimiento». 

«Es muy injusto que la mayoría de la población cumpla con sus impuestos y una minoría privilegiada no. En ARBA estamos comprometidos con reducir la evasión y lograr una estructura fiscal más progresiva, en la que cada sector tribute en función a su capacidad contributiva real», aseguró Girard en un comunicado.

La jurisdicción bonaerense cuenta en la actualidad con un padrón de 53.617 embarcaciones a motor inscriptas. De ese total, alrededor del 70 % registra deudas. 

Durante una fiscalización realizada en San Isidro, el subdirector de Acciones Territoriales y Servicios de ARBA, Gaspar Spiritoso, enfatizó que «luego de estas intimaciones vamos a iniciar juicio a quienes no paguen su deuda». «Las acciones de fiscalización y cobranza forman parte del operativo de verano que estamos desarrollando en distintos puntos del territorio bonaerense. Además de San Isidro, los controles abarcarán en las próximas semanas clubes náuticos de San Pedro, Zárate, Pilar, Tigre y San Fernando, entre otras ciudades», detalló Spiritoso.

A su vez, durante el trabajo para mejorar el nivel de cumplimiento en el sector náutico, ARBA detectó que más de 3.000 embarcaciones deportivas no se encontraban registradas, motivo por el que intimó a sus propietarios a que realicen su inscripción. «Estos barcos de recreación estaban amarrados o tenían guardería en jurisdicción bonaerense, pero sus dueños nunca los habían declarado ante el fisco provincial para evitar pagar el tributo correspondiente», indicó ARBA.

De acuerdo con la normas fiscales de la provincia, los dueños de embarcaciones con motor que sean utilizadas para recreación y actividades deportivas y posean amarre o guardería habitual en territorio bonaerense tienen la obligación de pagar el tributo correspondiente en esa jurisdicción.

No es la primera vez en el último tiempo que ARBA detecta bienes de lujo sin declarar, en el marco de las acciones de fiscalización que viene realizando, que comenzaron a desarrollarse en la costa atlántica y otros puntos del territorio bonaerense, y que se extenderán hasta mediados de febrero. 

El 6 de enero, agentes del organismo intimaron a los desarrolladores de un emprendimiento inmobiliario de lujo en Mar del Plata, donde una de las torres del predio se encontraba sin declarar ante el fisco. Se trataba de un edificio completo con más de veinte pisos ubicado en un lugar privilegiado, frente al mar. ARBA aseguró que una vez que la torre esté regularizada, la provincia recuperará, solo considerando el período 2020, más de 1,2 millones de pesos de recaudación en el Impuesto Inmobiliario.

Estas acciones se enmarcan en una campaña de fiscalización de ARBA para la regularización en el sector náutico, que también comprende el monitoreo de countries y otras urbanizaciones abiertas y cerradas con el objetivo de detectar evasión en el tributo inmobiliario, sobre todo en sectores de alto poder adquisitivo, como el caso de las torres de Mar del Plata.