La capacidad instalada de la industria volvió a mostrar una consolidación del rebote de la producción manufacturera. En noviembre, el índice se ubicó en 63,3 %, lo que significó un avance de 2,6 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2019 (60,7 %), último mes completo del gobierno de Mauricio Macri. Además, se posicionó por encima del nivel alcanzado en octubre de 2020 (61,8 %). Así lo indicó el informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Asimismo, según el relevamiento que comprende un panel de entre seiscientas y setecientas empresas, la cantidad de máquinas en actividad fue de 3 puntos porcentuales por encima de febrero, último mes de medición previo a la pandemia de covid-19.

Desde el Ministerio de Economía destacaron que se trató del mejor rendimiento de la industria en los últimos dos años. Vale destacar que el 2020 estuvo signado por la pandemia y los dos años anteriores, por la recesión que generó la gestión Cambiemos. En abril, mes de escasa actividad por el confinamiento, fue el menor índice del año (42 %). Luego, de la mano con la reapertura de las actividades, la capacidad instalada fue repuntando.

En el desagregado de las actividades de noviembre, el sector que sobresalió fue el de los productos minerales no metálicos (80,1 %), seguido por otros que también presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general: industrias metálicas básicas (75,0 %), papel y cartón (71,5 %), refinación del petróleo (69,7 %), sustancias y productos químicos (68,7 %) y productos alimenticios y bebidas (65,3 %). 

Mientras que los bloques sectoriales que se ubicaron debajo del nivel general son productos del tabaco (59,1 %), productos de caucho y plástico (57,2 %), edición e impresión (56,1 %), metalmecánica excepto automotores (49,9 %), productos textiles (49,1 %) y la industria automotriz (46,9 %).

En el caso particular de la producción de alimentos y bebidas, se trató de la principal incidencia positiva con respecto al mismo mes de 2019. Exhibió un nivel de utilización de la capacidad instalada de 65,3 %, superior al registrado en noviembre de 2019 (59,7 %). El INDEC lo explicó así: «El incremento en la utilización de la capacidad instalada se vincula, principalmente, con el mayor nivel de actividad de las plantas productivas de la industria láctea y de los fabricantes de productos de confitería y chocolate».

Como contrapartida, la principal incidencia negativa a nivel interanual se registró en la refinación del petróleo, que muestra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 69,7 %, inferior al registrado en noviembre del año anterior (78,7 %) a partir del menor nivel de procesamiento de petróleo. De acuerdo con el INDEC, la elaboración de naftas exhibe una disminución de 15,5 % respecto del mismo mes de 2019, y la producción de gasoil presenta una caída de 14,5 % para la misma comparación.

La tendencia positiva que registró el nivel de máquinas en funcionamiento de noviembre va en sintonía con el índice de producción manufacturera (IPI), que en noviembre también había mostrado recuperación: subió un 4,5 % respecto de igual mes de 2019 y un 3,5 % en términos mensuales. 

Según datos del INDEC, la producción industrial trepó un 4,5 % en términos anuales y un 3,5 % en términos mensuales. De esta manera, superó por primera vez en el año el nivel de febrero, previo a la llegada de la covid-19. El crecimiento interanual se trató del más alto desde marzo de 2018 y, a su vez, en términos mensuales, la producción del sector presentó un incremento del 3,5 % y superó por primera vez en el año el nivel de febrero.