Luego de la detención de Juan Ignacio Buzali el pasado viernes, el marido de la diputada provincial y funcionaria platense Carolina Píparo (Juntos por el Cambio), la Justicia siguió avanzando en el caso que investiga los hechos que acontecieron el 1° de enero a la madrugada, cuando el auto del matrimonio atropelló a dos jóvenes motociclistas. Según adelantó la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, el hombre imputado por «doble homicidio en grado de tentativa» podría ir a juicio, mientras que no se descarta un posible «falso testimonio» de la legisladora macrista. 

Tras su detención, Buzali declaró durante más de cuatro horas ante la fiscal. Según su abogado, el imputado aseguró que se trató de «un accidente» y sostuvo que «nunca tuvo la intención de lesionar ni lastimar a nadie».

Di Lorenzo, en tanto, sostuvo que cuenta con catorce declaraciones testimoniales, cuatrocientas horas de filmaciones de cámaras de seguridad y el resultado de las pericias accidentológicas, por lo que «tendría casi todos los elementos para enviar la causa a juicio» a cargo de la jueza de Garantías Marcela Garmendia.

Asimismo, la fiscal manifestó este lunes que no se descarta un posible falso testimonio de la diputada, a la que por lo pronto «no le cabría» ninguna responsabilidad. «Son situaciones que se están investigando», manifestó, aunque aclaró que es «muy difícil de probar». «Para poder acreditarse algo así tiene que seguir investigándose», explicó.

En cuanto al esposo de la diputada, la fiscal manifestó que «el accionar de Buzali fue un hecho doloso, valoré la declaración de las víctimas y las pruebas periciales que se hicieron, que fueron muchas y dan cuenta de la mecánica del choque».

En este marco, Di Lorenzo se refirió a las filmaciones donde «se ve que las motos están transitando a metros del lugar y el auto de Buzali a toda velocidad embiste de lleno a la última moto con la parte central del auto».

El abogado de Luis Lavalle, el joven de 23 años que manejaba la moto, apuntó directamente contra Píparo y denunció que «mintió» en sus declaraciones. «No me gusta que se hable de accidente, porque desde el principio se pudo determinar primero con los testimonios y luego con la batería de pruebas que indica la intención dolosa de ir a matar a esos chicos», manifestó el letrado Martín De Vargas.

«Nosotros consideramos que Píparo miente en su declaración en todo, lo único que sabemos que es cierto es que el hecho donde a ella le roban existió, donde hay cinco chicos que están imputados pero que no tenían nada que ver con los grupos de chicos que estaba Luis. Vamos a presentar una denuncia contra Píparo por falso testimonio; tiene hasta diez años de prisión», adelantó.

«Ellos se van luego de entrevistarse con la policía y se encuentran con tres motos que no tenían nada que ver con el hecho pero los persiguen. Ellos estaban buscando posibles motociclistas que podrían coincidir con los que les robaron. Hay toda una actividad tendiente a intentar no hacer justicia por mano propia, ellos querían venganza. Esto fue una cacería», concluyó el abogado. 

En el marco de la investigación, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) pidió la inhabilitación y suspensión de licencia de conducir de Buzali. Vale destacar que este organismo se presentó ante la fiscalía como amicus curiae «para asistir a la Justicia y compartir conocimientos y experiencias adquiridas como máxima autoridad en materia de tránsito». «De esta manera, la ANSV colabora una vez más con la Justicia para lograr sacar de las calles a los conductores irresponsables que ponen en peligro la vida de personas inocentes», se remarcó.