Las declaraciones de los policías de la comisaría 1º de La Plata ante la Justicia y las filmaciones que se conocieron hoy, donde se puede ver cómo el auto de Buzali arrastra una moto, complicaron aún más la situación de la diputada macrista Carolina Píparo y su marido.

La investigación apunta a los dos hechos de la noche: el robo (cuando dejó en su casa a su padre) por parte de ladrones en moto que denunció la diputada y el atropello de Buzali con su auto, donde iba junto con Píparo, a dos jóvenes en moto tras haberlos perseguido y confundido con los ladrones del episodio anterior.

En un video se puede ver cómo Buzali y Píparo persiguen a los motociclistas, y en otra filmación, que también es parte del expediente investigado por la fiscal Eugenia Di Lorenzo, Buzali arrastra la moto de Luis Lavalle (23). Según testigos, lo hizo a lo largo de 300 metros. Ante esto, los abogados de los jóvenes pidieron a la fiscalía que la causa sea caratulada como «doble homicidio en grado de tentativa». Por el lado de Píparo y Buzali, su abogado, Fernando Burlando, habló de «lesiones por accidente».

El titular de la comisaría 1º, Julio Del Lago, declaró hoy ante la Justicia que la pareja, en la madrugada del 1º de enero, cuando fueron a radicar la denuncia de robo, en ningún momento hablaron del choque. Así lo informó hoy Rodolfo Baqué, el abogado del adolescente de 17 años que acompañaba en la moto a Lavalle.

Por su parte, el abogado de Lavalle, Martín De Vargas, sostuvo que el jefe policial dejó en claro que «Píparo y su esposo solicitaron la llave del baño de la comisaría, y entraron y salieron del baño cinco veces cada uno», debido a una descompostura. El martes, otros policías de esa comisaría habían añadido la información en sus testimonios de que la pareja olía a alcohol.

Al cierre de esta edición, Píparo declaraba ante la fiscal como testigo del caso. Según lo que ha declarado ante los medios su abogado y lo que ella misma publicó en sus redes, apunta a victimizarse por el robo. Quedan dudas sobre qué va a decir por no haber asistido a las víctimas, considerando que es funcionaria pública. Buzali, en tanto, por ahora no fue imputado. La diputada recibió múltiples críticas y pedidos de renuncia a su banca y a su cargo municipal.

Por lo pronto, no hay un pedido de detención formal contra Buzali. El abogado De Vargas realizó ese pedido, por el momento sin respuesta de parte de la fiscal.

Mañana van a declarar ante la fiscal los policías que se encontraban en Plaza Moreno en un operativo, lugar donde Buzali y Píparo detuvieron su auto tras el choque y la fuga. Sus testimonios serán importantes, ya que allí se encontraba también el secretario de Seguridad de La Plata, Darío Ganduglia, quien evitó hacerles el test de alcoholemia, que se demoró recién hasta el mediodía.

Otro hecho que siembra dudas alrededor del Municipio es que en los videos que entregó sobre la persecución de aquella noche no se ven los dos hechos claves: el robo y el choque.