En una agitada sesión por los cruces entre diputados del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, la Cámara de Diputados sancionó hoy la ley que establece una nueva fórmula para calcular las jubilaciones y pensiones. El proyecto oficialista contó con 132 votos a favor, 119 en contra y ninguna abstención. El Frente de Todos contó con el respaldo del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, el bloque Córdoba Federal y el monobloque del Movimiento Popular Neuquino. Mientras que el rechazo provino de Juntos por el Cambio, la izquierda, el Partido de la Justicia Social, Consenso Federal y el socialismo.

La nueva fórmula alcanza de forma directa a 7 millones de jubilaciones y pensiones y a 16,8 millones de beneficiarios de asignaciones sociales, según datos de ANSES. El proyecto establece que los aumentos se actualizan trimestralmente (en marzo, junio, septiembre y diciembre) y en función de una fórmula compuesta en un 50 % por la recaudación de ANSES y otro 50 % por la evolución de salarios (del RIPTE y del INDEC). La anterior, del gobierno de Cambiemos, contemplaba en un 70 % la variación del IPC y en un 30 % la variación de los salarios.

Las y los diputados del Frente de Todos destacaron que la nueva fórmula se basa en aquella aplicada entre 2008 y 2017 que, según datos oficiales, permitió recomponer en términos reales las jubilaciones en un 25 %. Como contraposición, subrayaron que el índice creado por el macrismo, que se aplicó entre 2017 y diciembre de 2019, implicó una caída real del 20 % de las jubilaciones.

El proyecto del oficialismo enlaza el avance de los aumentos jubilatorios con los incrementos salariales y la recaudación impositiva. Según prevé el gobierno, estas variables reflejarán la recuperación de la economía para el próximo año, después de un 2020 signado por el impacto de la pandemia y el arrastre de la recesión que generó Cambiemos durante 2018 y 2019.

El presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Marcelo Casaretto, quien ofició de miembro informante, sostuvo que la iniciativa legislativa busca «dar la discusión sobre la distribución del ingreso». En este punto, dijo que «el objetivo de este gobierno es que crezca la Argentina y que los beneficios de ese crecimiento lleguen a los trabajadores y a los jubilados, por eso vinculamos la fórmula con las dos variables esenciales», indicó.

El diputado entrerriano recordó que el proyecto fue producto del trabajo realizado por la comisión bicameral mixta que se reunió diecisiete veces y donde participaron veinticuatro expositores especialistas en previsión social, nacionales e internacionales. Luego, esta comisión elaboró un informe en noviembre que sirvió como insumo para el proyecto que creó el Poder Ejecutivo y al que, posteriormente, el 12 de diciembre, el Senado dio la media sanción.

Por su parte, el diputado oficialista Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, le respondió a la oposición de Juntos por el Cambio, quienes criticaron la fórmula por no tener en cuenta la inflación. «La cobertura del ajuste inflacionario está contenida en los dos elementos que componen la fórmula, porque las paritarias en 2021 se van a cerrar todas por arriba de la inflación, y porque la recaudación impositiva va a crecer como consecuencia del aumento de la actividad económica y de la reforma impositiva que vamos a tratar el año que viene», detalló.

Heller también enumeró una serie de medidas que aplicó el gobierno nacional a lo largo de este año para atenuar el impacto de la pandemia en los bolsillos de las y los jubilados. «Suspensión del cobro de las cuotas de los créditos de la ANSES, beneficiando a 2,5 millones de jubilados y pensionados, y reducción de la tasa de interés, ya que no se capitalizaron los intereses acumulados por esos créditos. Y además, congelamiento de las tarifas de los servicios públicos y la provisión de los medicamentos sin cargo para los afiliados al PAMI».

Por el lado de Juntos por el Cambio, el titular del interbloque, el radical Mario Negri, remarcó que la fórmula no tiene en cuenta la inflación. «La fórmula que quieren votar ignorando la inflación es tener una miopía sobre el grado de la crisis económica de la Argentina. Pedíamos una base mínima de inflación para no llenarnos de incertidumbre», planteó. En tanto, Alejandro Cacace, del mismo interbloque opositor, objetó que la nueva fórmula de movilidad «incluye la recaudación que prácticamente en ninguna parte del mundo se utiliza para ajustar los haberes de los jubilados».

En diciembre de 2019, el Congreso suspendió la fórmula jubilatoria del gobierno de Mauricio Macri. A lo largo de 2020, el gobierno de Fernández decretó aumentos trimestrales en marzo, junio, septiembre y diciembre. Las jubilaciones mínimas se mantuvieron en línea con la inflación, ya que alcanzaron un 35,3 % de incrementos. Según ANSES, el 70 % de los beneficiarios se encuentran comprendidos en este grupo.